jueves, 18 de abril de 2019

El blanco es el color más frío, de John Nicholl.

Este mes he tenido la oportunidad de trabajar con un escritor galés best seller gracias a la mediación de su traductora. El libro no solo tenía el aval de las buenas críticas británicas, sino también una serie de elementos de calidad que hacían imposible rechazar esta oportunidad. He diseccionado la novela en otros medios online, presentándola (aquí) o incluso relacionándola con casos recientes acontecidos en nuestro país: los juicios por los abusos sexuales del colegio de los Maristas (aquí). Pero ahora llega el momento de sentarme en el sillón de mi propia casa y contaros qué me ha parecido esta novela. ¿Merece la pena seguir dándola a conocer en España?



El blanco es el color más frío es una novela dura acerca de los abusos sexuales a menores. De entrada, puede ser un tema que espante a muchos lectores por la anticipación de escenas sensibles. Yo misma estuve entre el grupo de lectores que consideraron seriamente si leer o no la obra, pero finalmente opté por mirar de frente a ciertas realidades.

¿Qué he encontrado en El blanco es el color más frío? La novela es un dispensador de emociones fuertes, pues a lo largo de las páginas el lector sentirá desagradables sentimientos de odio, frustración, impotencia, asco, rabia... Y habrá poco espacio para las escenas felices. Además, al ser un thriller, el ritmo es bastante rápido y cada escena te dejará sin aliento. Creo que para un escritor siempre es más difícil suscitar emociones desagradables que emociones agradables, pues lo negativo está muy relacionado con lo visceral y llegar hasta el fondo de las tripas con unas pocas palabras puede ser un arduo trabajo. John Nicholl llega a las entrañas y te las retuerce. 

Sin embargo, tal y como ya dicen alguna de las críticas que tenemos en lengua inglesa, es importante subrayar que el autor no ha regalado ni un solo detalle gratuito. Ha sido sutil, ya que el tema es complejo y sensible, y en ningún momento se ha recreado en escenas que podrían habernos hecho mucho más daño. Un gran mérito por parte del autor.

Para mí, lo más sobresaliente de la obra ha sido sin duda la coherencia interna de todo el contenido gracias a datos técnicos, fiables y contrastados. El autor fue oficial de policía y trabajó en los servicios sociales de protección a la infancia. Todo su bagaje le ha servido para escribir una obra en donde cada elemento es totalmente creíble: la investigación policial hacia una red de pederastia, los interrogatorios a menores, los interrogatorios a los sospechosos, el modus operandi de los pederastas, la mediación de los servicios sociales, el modo de pensar de los pervertidos sexuales... Y me paro justo aquí: en el modo de pensar. Si la parte externa (las investigaciones y los métodos de actuación) es impecable, la parte psicológica es una obra maestra. Cómo piensan los niños que han sufrido abusos... Qué sienten... Por qué no se atreven a contarlo... Qué se dicen a ellos mismos... Fascinante y escalofriante entrar en estas pequeñas mentes infantiles. Pero más escalofriante es aún entrar en la mente del depravado sexual. John Nicholl ha retratado el perfil psicológico de cada uno de sus personajes de forma magistral. Nos ha regalado una fotografía realista, sin censuras sobre lo que se cuece en la mente de los culpables y de las víctimas. Además, no solo se habla de abusos sexuales, sino que también hay espacio para maltratos físicos y psicológicos. El protagonista de la obra da para mucho. 

"Nos ha regalado una fotografía realista, sin censuras sobre lo que se cuece en la mente de los culpables y de las víctimas".

Así que, no podemos negar que el tema crea resistencia: vamos a leer una novela en donde un sádico pederasta es psiquiatra infantil y tiene a su merced a muchos niños indefensos. Este psiquiatra además tiene toda una red de pederastas montada y muchos, muchos contactos importantes que le cubren las espaldas. Pero tampoco podemos negar que si logramos vencer esa resistencia, la obra incluso se nos revelará instructiva

Y por último, comentaros que este es el tipo de libros en los que parece que nunca se atisba el final. No ves solución posible, como posiblemente no la tengan ninguno de los desagradables personajes que abusan de niños en lo ancho y largo de este mundo. Por tanto, el lector puede suponer que el final va a ser impactante y poco convencional. Llegando a las últimas páginas, yo ya sabía que el escritor tenía varias opciones para resolver la obra, unas más justas que otras. Pero dado que El blanco es el color más frío es un libro de emociones fuertes, el autor se ha decantado por un final de emociones fuertes. Puede o no gustar (porque a mí no me ha gustado mucho), pero está emparentado con el tono del resto de la obra. Así que no hay nada que reprocharle a John Nicholl al respecto.



Por último, quiero resaltar el trabajo de traducción hecho por Rosina Iglesias. Creo que muchas veces, cuando leemos un libro traducido, no valoramos la labor de este profesional que ha hecho posible que la novela sea comprensible para nosotros. Y no debe ser un trabajo fácil, pues cada idioma tiene sus matices y un lector avanzado puede en seguida saber si la obra traducida se lee de forma cómoda o parece más bien reescrita por el Google Translator. En este caso, la novela podría haber pasado por una obra original del castellano perfectamente, y eso es gracias al trabajo que hay detrás. Así que felicidades. 

Vuelvo a la pregunta del principio: ¿Merece la pena seguir dando a conocer esta novela en España? La respuesta es sí.


🔖 Otras publicaciones sobre la novela:

  • Munduky Web: aquí.
  • Reseña Leyendo, tejiendo y cocinando en K: aquí.
  • Crucero místico y literario: aquí.
  • Reseña Life is a book: aquí.
  • Entre páginas y letras: aquí.
  • Fragmentos del libro: aquí.
  • Valkiria literaria: aquí.
  • Tejiendo ideas, cosiendo palabras: aquí.
  • Prensa. Una novela dedicada a todos los supervivientes del mundo: aquí.
  • Prensa. El escalofriante thriller que denuncia abusos sexuales como los sufridos en el colegio de los Maristas: aquí.
  • Reseña Silvia y los libros: aquí.
  • Ataque friki: aquí.
  • Opinión Mon Esteban: aquí.
  • Chica Sombra: aquí.
  • Reseña www0rds: aquí.
  • Reseña Daniel Turambar: aquí.
  • Instareseña Los pensamientos de Ro: aquí.
  • Prensa. El blanco es el color más frío: aquí.
  • Prensa. Angustiante thriller galés: aquí.


🔖 Si quieres algo más light, tienes que leer mi anterior publicación AQUÍ.

6 comentarios:

  1. Es impresionante tu reseña y muchísimas gracias por la gran parte que me toca, ya que es la primera vez que me mencionan en una reseña. Solo debo mencionar algo que no se tiene muy claro: pederasta es la persona que abusa físicamente de los niños (quien los viola), pedófilo es aquel al que le gusta mirar pero no va más allá. Galbraith es las dos cosas a la vez, pero la red que ha montado es de pederastas, no de pedófilos. Yo lo he tenido que buscar para saberlo, no creas... De nuevo, muchas gracias por tus alabanzas hacia mi trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Eva. Es un tema muy delicado, y cuando hablas sobre como el autor ha tenido esa sensibilidad dentro de la dureza del problema, yo lo cierto es que admiro esa capacidad. Normalmente te diría que no lo leo. Como madre esos temas me provocan un malestar que llego a manifestar fisicamente.
    Sin embargo, te diré que sí, que voy a leerlo. ¿Por qué? Porque es algo horrible que le ha ocurrido, que han sufrido esos niños y merecen ser escuchados. Así que sí, voy a leerlo y ya te contaré.
    Un beso muy fuerte :D

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, yo antes era como tú, no me importaba enfrentarme a este tipo de novelas, pero desde que soy madre, la verdad es que no me gusta ya tanto, asi si que lo dejo pasar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. hola! owow, mira que no me afecta el terror pero esto.... no se . Gracias por tu excelente entrada en este tema tan peliagudo y veremos, abrazosbuhos.

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado turulata, la de historias duras y esperanzadoras que tenemos cerca e ignoramos.
    Una entrada fabulosa Majestad.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, pues sí que te ha gustado. No sé, en principio no me llamaba la atención, pero al verte tan emocionada, voy a tener que pensármelo. Además, el tema es interesante.

    Un saludo,
    Laura pensativa.

    ResponderEliminar

¡Muy importante! Antes de rellenar el formulario de comentarios revisa nuestra política de privacidad. No comentes ni rellenes ningún formulario si no estás de acuerdo con ella.

G R A C I A S por leer mis publicaciones y querer compartir tu opinión conmigo. Eres muy importante en mi Reino.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...