¡Hola, mis reyes y reinas! Queda menos de una semana para que octubre nos abandone y yo os debo dos reseñas más. Así pues, comienzo con la primera de ellas. Hoy os traigo un libro bastante desconocido, al menos así lo era para mí antes de leerlo. Se titula 'El Cerezo de las Dudas' y está editado por Punto Rojo (aquí). A continuación, mis sensaciones.



¿Por qué decidí leer 'El Cerezo de las Dudas'? Me parece apropiado mencionar a la intuición en esta reseña. Como leeréis justo debajo, este libro es muy espiritual y despierta en el lector una sensibilidad desconocida hasta el momento. Nosotros, libro y yo, fuimos a ese plano extrasensorial a modo de flechazo. Y nunca digo que no a un libro que me llama por mi nombre.

¿Cómo es la lectura de 'El Cerezo de las Dudas'? Este libro es aparentemente sencillo. Un narrador omnisciente relata de forma detallada la experiencia de una mujer que es poseída por un espíritu malicioso en la Colombia de principios del siglo XX. Hacemos un viaje a lo largo de la vida de este personaje, sin ningún interés argumental más allá de la narración de la sombra que lleva a cuestas nuestra protagonista. Y esto que parece simple, e incluso aburrido, acaba siendo hipnótico. 

Voy a intentar dibujaros el cuadro que enmarca a toda esta lectura. El foco central es Pía Celestina, un personaje atormentado por una posesión espectral desde su juventud. Lejos de sentir terror durante la lectura, sentimos una dulce conexión con el mundo del más allá. Rozamos la muerte y el espiritismo en sí mismo de una manera suave y poética. Esto a su vez, crea en nosotros un sentimiento hogareño hacia el mundo que nos acoge, el mundo terrenal. El libro nos cuenta los esfuerzos de los familiares por liberar a Pía, el peso de soportar un espíritu, las creencias religiosas de un pueblo pequeño y las supersticiones entorno al suceso. Un cruce de chamanes, sacerdotes, árboles ancestrales, espíritus familiares... 

La narración acontece sin apenas diálogos, y contiene un lenguaje prolijo. El léxico utilizado es pomposo, lo que requiere echar un vistazo al diccionario de vez en cuando. Esto sumado a la ausencia de acción, podría resultar tedioso. Sin embargo, la autora tiene esa prosa poética que tanto me gusta, esa forma de escribir que evoca sentimientos, olores, sensaciones, formas y colores que remueven un poquito el corazón. Además creo que Carmen Maritza se comunica con nosotros en su propia obra. Nos subraya lo importante que es para ella el valor emotivo de las palabras, y nos lanza el mensaje de que no esperemos el esqueleto lingüístico de una historia, sino más bien una prosa embellecida con la poética caribeña, que sigue sus propias reglas.

La atmósfera es siempre melancólica y fría, lo cual es normal, pues la presencia de un espíritu siempre reduce unos grados la temperatura ambiente. El conjunto arquitectónico que rodea la novela es majestuoso, ya que la familia sobre la cual recae este mal es bastante adinerada. Y Pía Celestina nos evoca un poco a la Madame de Flaubert, salvando muchísimo las distancias, pero sí en relación a que ambas tienen que cargar con una dura condena (siendo esta condena diferente en cada una, así como la forma de afrontarla). 

En suma, espiritualidad y tormento se unen, a través de un bello lenguaje caribeño, para relatar la vida de una mujer de carácter fuerte y corazón noble. He evocado con ella el martirio de Emma Bovary, pero Pía Celestina es más fuerte y valiente que este personaje. Hay un espíritu malicioso siempre presente, así como otros elementos reales y conectados a algo más grande que nos envuelve a todos: los misterios del universo. Con todas estas variables es normal que nuestro cerezo tenga dudas.


¿Volverías a leer algo de Carmen Maritza? Esta autora colombiana tiene escritos algunos cuentos, y actualmente está trabajando en su segunda novela "El fantasma de la casa de Murillo". Con la palabra fantasma en su título, y sabiendo lo bien que plasma esta autora al mundo espiritual y terrenal, estoy deseando que los planetas se alineen y termine pronto de escribirlo. Por cierto, he encontrado una entrevista muy interesante sobre ella y su libro en Universo la Maga (aquí).