miércoles, 7 de noviembre de 2018

Lluvia de reseñas #1

¡Queridos seguidores! ¡Hay tormenta en el Reino! ¡Abran sus  paraguas! Se avecina una lluvia de reseñas, y es en que de vez en cuando, de tantos libros que tenemos en las estanterías y de tantos libros que leemos al mes, se nos acumulan las reseñas. Y como deseo que todas las historias tengan su cabida aquí, en mi Corte, el clima termina por producir estos fenómenos atmosféricos para resolver mi situación. ¿Os habéis puesto el chubasquero ya? ¡Vamos a por ello!





Como estas tormentas son fenómenos un poco extraños... Abre la tanda un libro también extraño: Reflejo oscuro, de Carme Jiménez. Es extraño sobre todo porque nos habla de un mundo oculto e invisible a nuestros ojos que sin embargo, siempre está latente: el más allá. Os presento el relato breve de Carme Jiménez, un libro de terror y misterio para leer en una tarde de otoño, entre las sábanas y con las persianas a medio bajar. Una novela breve que me ha gustado bastante a pesar de que los acontecimientos se precipitasen uno tras otro (era intención de la autora que esto fuera así) y de tener la sensación de que este libro tendría que haber sido más largo. La escritora juega con elementos de nuestro presente, pero también con culturas remotas y objetos malditos, mezclando pesadillas con locura, y locura con terror. Se nota, desde luego, la mano hábil de Carme a la hora de tratar estos temas, pues lleva investigándolos muchos años. 






El siguiente libro es Qué le ocurrió a Irene Luján, de Marisol Gallardo, un libro al que tengo mucho cariño porque he sido su correctora de estilo, pero al que sin embargo, no le puedo dar la máxima puntuación. Quienes me conocéis sabéis que soy muy exigente con la literatura, y aunque esta novela tiene mucha proyección para ser el primer libro de misterio de la escritora, aún está blandito, aún le falta madurar algunos aspectos. Qué le ocurrió a Irene Luján nos presenta una trama en dos partes, una primera en la cual el componente espectral está más presente (espíritus y terror - light -), y una segunda que se convierte en una novela policiaca (el misterio principal está resuelto y ahora hay que encontrar a los culpables). Quienes leen la historia coinciden en que el libro engancha, y es algo que a mí también me ocurrió, sin embargo, aún habría que trabajar los diálogos, la ambientación y también, los plot twist. Detalles que se van adquiriendo con el tiempo y con la práctica en la carrera de un escritor, por lo que no le resta valor a la novela. Recomiendo este libro a quienes les guste pasar un buen rato resolviendo misterios con ambiente fantasmal sin padecer demasiado (por culpa de los sustos). Se lee rápido, se lee fácil y entretiene.





Y ahora llega El señor Gro y la hija de la viuda Stern, un libro imprescindible. Un libro que se lleva mi máxima puntuación. Esta novela breve, escrita por Javier Ramos, es una especie de cuento surrealista que se codea con grandes obras como El Principito. Una suerte de relato para amantes de la literatura pura. Un revolcón de letras, qué sé yo. Me cuesta bastante hacer de crítica literaria y usar términos correctos y técnicos. Es un libro que huele a manteca y a cera. ¿Qué voy a decir de un libro que tiene un olor así? Javier Ramos despierta nuestros sentidos, y nuestras emociones. No es un libro cómodo, debéis saberlo. El léxico es complejo, se construye a partir de metáforas que se hilan con otras metáforas y todo ello es una sensación, un todo formado por partes algo desabridas. Lo sabrá apreciar sobre todo un lector paciente, amante del cómo se dice, versado en las letras, añejo, perspicaz  y acostumbrado a leer para vivir.

Foto realizada por La Reina Lectora


Y llego al final desconcertada, porque no me puedo creer que no os haya hablado antes de esta novela. Arai no es nombre de perro es un libro de Fernando Sánchez Ballesteros, y lo disfruté hace ya bastantes meses. Comparte mucho con el libro de Javier Ramos porque también es una pequeña obra literaria que se recrea en los detalles, en las imágenes, en las sensaciones, en las emociones, y en el propio relato. Una cotidianidad de hechos, que van arrastrando a la trama. No es la trama la que impulsa el relato, sino los pequeños detalles del relato (como la bonita forma de escribir de Fernando y las escenas simples, sencillas, de un día cualquiera) los que dan paso a la trama. No tiene un argumento ágil, y no lo necesita. Aun guardo con cariño este libro, y no le doy la máxima puntuación porque para mí el final complica un poco la valoración. Hubiese necesitado detectar algún guiño antes de ese final durante la trama, para no sentirme tan en discordia con él. 

Arai no es nombre de perro nos dice que todos recibimos, a lo largo de nuestra vida, una serie de palabras que nos marcan para siempre. A veces llegan de forma ordenada (tres letras, cuatro letras, cinco letras...), y otras lo hacen sin orden ni concierto. Cuando supe esto, me lancé al libro. Incluso creé mi propia lista de palabras, junto con muchos lectores que me acompañaron. Con Arai, el protagonista, visitas ciudades, intentas sanar el pasado y tienes recuerdos melancólicos. Te recomiendo este libro, lector, si no tienes prisa por terminar el argumento y te apetece sentir profundas emociones.



Parece que la lluvia amaina, y es hora de volver al castillo. Espero que os hayan gustado estas recomendaciones literarias, y que me contéis en comentarios qué pensáis de cada una de ellas. He escrito estas valoraciones con mucho cariño y mucho agradecimiento, por todo lo que cada uno de estos libros han aportado en mí. Independientemente de que tengan más o menos estrellitas, todos me han marcado de alguna forma, y todos son especiales.

¿Cuál de estos libros ha captado tu atención?

lunes, 5 de noviembre de 2018

Dögunljósey.

¡Qué buen día has elegido para pasarte por mi blog! Porque hoy posiblemente tengo entre mis manos algo muy grande. ¿Sabes? Me gusta la literatura, disfruto enormemente de ella, pero soy bastante crítica. Para que un libro me entusiasme y consiga crear en mí un compromiso para con él, tiene que ser algo realmente potente. Hace un mes, aproximadamente, descubrí algo así. Pero hay un problema, y es que es información confidencial. Y hay un segundo problema: es difícil de explicar. Hay un libro, quizás en el más frío Ártico, dando sus últimos retoques de edición a sabiendas que no tiene referente, que no tiene precedente, y que no hay nada igual a él. Un libro que sabe de sus rarezas, que no es para todo el mundo, y que va a transformar nuestra forma de entender la literatura. Un libro intraducible


Tengo 17 días para demostrarte que merece la pena este libro. 17 días para intentar explicarlo, 17 días para contarte qué escritor está detrás de todo esto y 17 días para conseguir tu participación. Lo malo es que tendrás que fiarte de mí como un barco se fía de un faro en mitad de la noche. 

Te lo voy a poner fácil. Este es el formulario de los afortunados. Aquellos que estén dentro de él no solo recibirán material exclusivo a lo largo de este mes sino que también, serán los mimados del escritor. Solo ellos podrán manosear, escuchar, ver y sentir esta historia. Solo los que estén en el formulario. Solo ellos. El resto... Bueno, el resto desearán también esta historia, pero me temo que no serán los niños bonitos. Tú no tienes que hacer nada, deja que lo hagamos nosotros. Nosotros somos quienes tenemos que demostrarte que Dögunljósey (¿qué narices significa esta palabreja?) merece la pena. 


Sigue el camino de baldosas... Sigue el camino, simplemente. Mañana, estaremos en un nuevo lugar.



¿Rellenarás el formulario?


miércoles, 31 de octubre de 2018

La noche de Walpurgis, de Ismael Contreras.

Hace ya varios siglos que le debo a Ismael una reseña, pero el tiempo transcurrido, lejos de hacerla caer en el olvido, ha aumentado mis ganas de hablaros de un libro que hoy, en la víspera de la noche de Halloween, será capaz de resucitar  a ancestrales espíritus dormidos... 


Seis brujas (y una última que el lector descubrirá), un conjuro y dos aldeanos procedentes de la ciudad de Ebania, son los ingredientes que se necesitan para construir una historia que, de nuevo, deja el listón muy alto en la carrera del escritor Ismael Contreras.

Cuando un lector comienza a leer los libros de Ismael, se encuentra con la mejor bienvenida posible. El primer capítulo está construido a traición para engancharnos desde el primer embiste. Una situación tremendamente cotidiana, que rezuma elementos del género fantástico por doquier, y que derrocha genialidad por todos sus poros. Así es el primer contacto que también tenemos con La noche de Walpurgis, pues Than, nuestro protagonista, se halla recibiendo un regalo de cumpleaños, entre manzanas y sudor, que consigue hacer que lo desees. A él y a toda su historia. 

Me es muy difícil hablar de La noche de Walpurgis sin hacer referencia a toda la bibliografía de Ismael. A mí ya me dejó impactada con Donde lloran los dragones, obra en la cual encontré una de las mejores puestas en escena que he leído en mis 26 años, y novela en la cual nos presenta el continente fantástico sobre el que se irá desarrollando el resto de historias creadas por el autor. La noche de Walpurgis es una obra independiente que, sin embargo, se disfruta mucho más si has tenido la posibilidad de leer algún libro anterior del autor. Aun así, vamos a suponer que nunca has tenido el placer de disfrutar de su pluma para que descubras entonces por qué no deberías demorarlo más.

Foto realizada por La Reina Lectora

Por un lado, la ambientación fantástica que el autor construye en todos sus libros te invita a quedarte en ella, a pesar de estar siempre gobernada por  cierto aire sombrío y pesimista. A veces, los mundos de Ismael se caen a pedazos, y cada atmósfera, cada trayecto, cada lugar, parece orquestado para que el lector sufra esa derrota en sus propios huesos. Sobre un buen escenario, posteriormente, el autor coloca entonces las piezas del tablero: los personajes. Qué sorpresa me llevé al descubrir que el escritor había dedicado toda una obra a un aquelarre de brujas que, además, representarían los pecados capitales. Así pues, Soberbia, Envidia, Lujuria, Gula, Pereza, Avaricia e Ira, conformarán el grupo que nos acompañará durante toda la aventura. Una aventura que, al estilo de las obras clásicas, está compuesta por una serie de viajes, para reunir a todo el grupo con la intención de llevar a cabo un conjuro final.

El conjuro final es el objetivo, es la gran columna del argumento. Pero los viajes que las brujas realizan para reencontrarse con sus hermanas también tienen su finalidad, y es que nos irán mostrando distintas facetas de la sociedad, del continente y de las problemáticas que se viven en esos momentos. No faltarán elementos complementarios, costumbres, leyendas, y símbolos que al autor le gusta desarrollar  para que el lector se sienta aún más unido a toda su trama. Entre medias, una guerra con las escenas más épicas que podrás encontrar. Capítulos que se entremezclan con la trayectoria de las brujas, y que van ensombreciendo un mundo que pronto explotará. 

Y es que, a veces, los humanos somos irreconciliables, y es por ello que escritores como Ismael Contreras se ven en la necesidad de hacernos ver todas estas sombras sin piedad. Y he aquí otra de las cosas que más me gustan del autor: su determinación. Si pensáis que este libro será un cuento de brujas edulcoradas, al estilo de Embrujadas, estáis muy lejos de la realidad. Este libro es duro y también lo es su resolución. Los planteamientos de Ismael nunca dan un paso atrás.

Por último, el tratamiento de los momentos románticos y las escenas de sexo vuelve a ser exquisito. Alejados de los instalove y de las relaciones sexuales tratadas con pudor, el escritor recrea momentos cúlmen de romanticismo y pasión, capaces de evaporar por un momento las nieblas del desastre. Un desastre, por otro lado, inminente. 

Y es que es imposible no llegar al final y encontrarse con la realidad. La realidad que Ismael Contreras, posiblemente uno de los mejores escritores de literatura fantástica de España (para mí, todo sea dicho de paso), nos tiene preparada. No habrá, como ya he dicho anteriormente, piedad.

Hoy ocurren muchas cosas, queridos lectores. El velo entre nuestro mundo y el mundo del más allá se hace más fino, los espíritus danzan bajo tierra, las historias de terror nos reclaman, y los reinos, como el mío, se preparan para recibir los misterios de la noche. Además, también hoy finalizo con esta reseña una larga deuda con este viejo amigo y, a la par, cierro los seis días terroríficos que hemos estado llevando a cabo desde mi club de lectura. Seis días en donde muchos participantes han estado superando distintas pruebas con una dedicación extraordinaria. ¡Estoy tan agradecida por su implicación! Podéis ver los resultados en el hashtag #ReinaLectoraHalloween.

Algunas pruebas propuestas en la semana terrorífica #ReinaLectoraHalloween

Gracias a todos los visitantes de mi reino por leer hasta el final y, en especial, gracias a todos mis queridos miembros del club de lectura por sumaros siempre a todas mis locuras. ¡Sois lo mejor!


¿Quién quiere leer el libro de Ismael Contreras en esta noche tan terrorífica? 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...