viernes, 24 de enero de 2020

Los Goya 2020: «Non ti scordar di me» y otras claves de la gala.

Non ti scordar di me es la primera frase que el público español escuchó decir, en 1961, a Pepa Flores, Marisol. Este año, en la celebración de los Goya 2020, la actriz española será la primera galardonada con el Goya de Honor por su grandioso recorrido cinematográfico, pues, como dijo José María Pemán, Marisol «no era una niña prodigio, sino un prodigio de niña», y yo añadiría: y también de mujer. La presencia de la actriz en la gala no está confirmada.



Así de fuerte comienza este año la gala de los Goya, que se celebrará el sábado 25 a las 22:00 en Málaga, en el palacio de deportes José María Martín Carpena. Andrés Buenafuente y Silvia Abril repiten como presentadores del evento, el cual será retransmitido por TVE. Mariano Barroso, presidente de la Academia del Cine, comentó sobre la ubicación en la cual se celebra la gala: «Están trabajando más de 350 personas las 24 horas, distribuidas en 3 turnos. Se ha construido una grada con capacidad para más de 500 personas. El espacio está presidido por un escenario de 580 metros cuadrados rodeado por una estructura autoportante de 10 patas que soportan un techo técnico de 20 toneladas a 15 metros de altura. Se han instalado 20 generadores de corriente que abastecen a más de 4000 metros de cable de acometida de distribución de corriente que se distribuyen en más de 50 cuadros eléctricos distribuidos por todo el local para dar servicio a la gala, al photocall, camerinos, catering, salas y oficinas de producción. En el terreno de la decoración, se instalarán más de 6000 metros cuadrados de moqueta, casi 4000 m2 de telas, telones y refuerzos textiles. Todo estará listo para el 25 de enero, y cuatro días después, el día 29, el Unicaja volverá a jugar en su cancha… como si no hubiera pasado nada».

Pero no solo se contará con unos presentadores de lujo y un gran despliegue de medios y recursos para hacer posible la gala, sino que también participarán en ella artistas como Pablo Alborán. Además, para quienes quieran seguir la gala a través de las redes sociales, Gemma Galán y Papo Waisman, se encargarán de Facebook e Istagram respectivamente, y el hashtag utilizado será #Goya2020.


Alguna de las películas nominadas a los Goya.

Los Goya 2020 nos traen un duelo de titanes: Alejandro Amenábar, con Mientras dure la guerra (17 nominaciones) y Pedro Almodóvar, con Dolor y gloria (16 nominaciones). Cabe destacar que es la primera vez que estos dos grandes directores compiten en tantas categorías, incluyendo Mejor Director, Mejor Película y Mejor Guión Original. Sin embargo, Almodóvar dijo sobre esto: «No es un duelo entre Alejandro y yo, ni entre Mientras dure la guerra y Dolor y gloria. Que hayamos aglutinado tantas nominaciones entre tres películas no es un buen síntoma, o bien significa que no se han visto todas las películas o que no ha habido tan buen cine español esta temporada».

La tercera película a la cual hace referencia Almodóvar es La trinchera infinita (15 nominaciones), un largometraje con tres directores: Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose María Goenaga. En esta ocasión, también es la primera vez que tres cineastas comparten nominación a Mejor Dirección. Jose María Goenaga ha comentado que uno de los referentes que han manejado a la hora de crear esta película ha sido Hitchcock, de ahí la importancia que tienen los elementos como el silencio y los sonidos que emergen de ese propio silencio, o las cosas que se oyen pero no se ven.

En medio del problema medioambiental y la despoblación de las zonas rurales, se erige O que arde, de Óliver Laxe, con cuatro nominaciones. Sin embargo, el director nos advierte que es una película política sin pretender serlo, es decir, no señala directamente estos problemas con los cuales se puede relacionar el largometraje, sino que sigue reflejando el estilo propio de sus políticas: la modernidad chocando con la tradición.

En el ámbito de la animación, todos hemos oído hablar de Buñuel en el laberinto de las tortugas, una historia basada en la novela gráfica del mismo título, creada por Fermín Solís.

En cuanto a óperas primas, tenemos El hoyo, de Galder Gaztelu-Urrutia. Esta historia, hecha en Bilbao con fondos locales y coproducción catalana, es una producción rara, por ser una película de ciencia ficción con mensaje y tono fantástico. Además, la visión del director sobre la raza humana tampoco es muy esperanzadora, pues su intención es mostrar en el cine que somos una especie un tanto perversa y egoísta.

La hija de un ladrón, con la catalana Greta Fernández como protagonista, es un mosaico de piezas sueltas que se centra en la familia como sustantivo, y que tiene  una nominación en estos Premios Goya. 

Ventajas de viajar en tren, Mancharse las manos o Madre, son otras de las películas que encontraremos nominadas en la Gala de los Goya 2020.



Foto: ©Alberto Ortega – Cortesía de la Academia de Cine


La ceremonia de entrega de los 34 Premios Goya contará con un gran número de profesionales del cine español que serán los encargados de anunciar los galardones.


Penélope Cruz, Ángela Molina, Marisa Paredes, María Barranco, Jose Coronado, Paco León, Carlos Bardem, Najwa Nimri, Santiago Segura, Belén Rueda, Marta Etura, Emilio Buale, Clara Lago, Macarena Gómez, Pilar Castro, Álvaro Morte, Pepón Nieto, Jaime Lorente, Toni Acosta, Ester Expósito, Malena y Ernesto Alterio, Javier Calvo y Javier Ambrossi, Los Javis, entre otros, participarán en la gala que se celebrará en el Palacio Martín Carpena de Málaga.

El primer galardón que se entregará será el de Mejor Actriz Revelación y terminará con el de Mejor Película. Tras la Mejor Dirección de Producción habrá un discurso por parte del presidente de la Academia, y el Goya de Honor será concedido entre Mejor Película de Animación y Mejor Actriz de Reparto.


lunes, 20 de enero de 2020

¿Cómo elegir una editorial de autopublicación?


La autopublicación es cada vez una de las vías más popular que tienen los escritores para llegar a los lectores. Plataformas como Amanzon, que no solo posibilitan la oportunidad de lanzar un libro al mercado, sino que lo promueven con eventos como el Premio literario (pincha aquí) que convocan cada verano, están abriendo camino para que este nueva tendencia se consolide como una gran alternativa a la edición tradicional.

La autopublicación nació en EEUU y llegó a España de la mano de Bubok en 2008, por lo que aún tiene un corto pasado. Muchos escritores eligen autopublicar por la libertad que supone, ya que en ella el autor puede decidir sobre todos los aspectos de su obra, incluso la portada. En las grandes editoriales es muy común que te pidan un editing exhaustivo en el cual, a veces, te cambian la mayor parte del argumento de tu obra, y puede estar en contra de la filosofía de muchos escritores.


La autopublicación tiene tres grandes características positivas en principio: control total sobre todos los aspectos de la obra, mayor cantidad de royalties para el autor y derechos gestionados única y exclusivamente por el creador de la obra. Pero también, tiene tres grandes desventajas: la inversión económica la tiene que hacer el autor (informes literarios, corrección, maquetación, diseño de portada y publicidad), la distribución no llega a librerías y el alcance puede verse mermado al encontrarte con limitaciones para tener presencia en ferias de libros u otros eventos de interés.

¿Qué  ocurre cuando una editorial funciona como una empresa de autoedición? Muchas editoriales trabajan como empresas de autoedición, es decir, te cobran por dar forma y publicar tu novela, así como por imprimir un número concreto de ejemplares. Algunas de estas editoriales más famosas son Círculo Rojo, Caligrama editorial, Universo de letras… Veamos los problemas que se pueden encontrar una editorial de autoedición:

  • Tener más demanda de la cual puedan asumir (publicar demasiados libros para poder mantenerse).
  • Acceso vetado a grandes ferias literarias como la Feria del Libro de Madrid, en donde no tienen cabida algunas editoriales de autoedición.
  • Porcentajes de los royalties del autor. Además de cobrarte un servicio por dar forma al libro e imprimir una serie de copias, pueden también quedarse con parte de tu porcentaje de ventas.
  • Distribución nacional e internacional limitada.
  • Precio de sus servicios.
  • Reediciones y precio de las reediciones.
  • Alcance y marketing.

Teniendo en cuenta estos puntos a tratar, ¿cómo elegir una editorial de autoedición que merezca la pena? Para responder la pregunta, me ha echado una mano el director de Lidera EditorialLuis Alberto Santos.


Luis Alberto Santos, director de Lidera editorial.

Cantidad versus calidad.

Si tuviese que elegir una editorial de autopublicación, sería bastante selectiva y preferiría aquellas que publican poco a las que publican mucho. Creo que cuando publicas al mes más de 30 libros, la calidad desciende bastante. Quizás sea un pensamiento muy arriesgado, y estoy confundida, pero aprecio que la editorial, aunque te cobre por ofrecer sus servicios, al menos valore la obra previamente y se pregunten si encaja en su línea editorial o tiene la suficiente calidad como para salir en su catálogo (aunque pagues para ello). Incluso yo, antes de trabajar con los escritores, valoro sus novelas, porque en juego también está mi propio valor.


Porcentaje de los royalties.

Siempre me ha parecido absurdo que una empresa de servicios editoriales, tras cobrar el precio inicial a sus autores por editar y publicar la obra, les hagan un contrato en el cual, además, se van a llevar un tanto por ciento de cada venta. No nos engañemos: esto ya es regalarles el dinero.

Luis Alberto, el director de Lidera Editorial, cuando abrió su empresa, y habiendo sido ya consumidor de este tipo de servicios para sus tres libros autopublicados, lo tenía muy claro: los royalties y las ganancias serían solo para el autor, así como los derechos del libro. Y creo que esta es la decisión correcta. Una vez que el trabajo ha terminado, aceptar un contrato es limitar la novela y las decisiones que tú puedas tomar con ella. Me he encontrado en muchas ocasiones con escritores que han recurrido a mí para que les ayude a solventar estos contratos que habían firmado sin pensar con editoriales de autoedición y que les impedían mover libremente el libro en digital e incluso, el libro en papel. ¡Mucho cuidado! Lo mejor es que después de llevar a cabo el servicio por el cual les has pagado, la editorial te deje total libertad para que gestiones tu obra en, por ejemplo, Amazon.

Distribución nacional e internacional.

Si las editoriales tradicionales españolas ya se encuentran con un gran problema a la hora de distribuir el libro y hacer que llegue a todas las librerías del país (lo cual solo consiguen las grandes plataformas editoriales), imaginaos una empresa de servicios literarios. Además, el hecho de que cuenten con un distribuidor (incluso uno potente), no quiere decir que tus libros vayan a estar en todas las librerías, lo más probable es que estén solo bajo demanda. Y cuando aparecen anuncios que prometen poner tu libro en FNAC o Casa del Libro, seguramente, se estén refiriendo solo de forma online. 

Amazon distribuye mundialmente y cada escritor/a puede decidir cuántos ejemplares quiere de su novela. En autopublicación, sinceramente, esta plataforma es la mejor distribuidora.

Precio de los servicios (y las reediciones).

Uno de los grandes problemas de la autopublicación es la inversión que el autor debe hacer. No os voy a mentir y seré totalmente clara: preparad el bolsillo. Si queréis un editing de calidad y salir al mercado con las mejores garantías, el precio no será barato. Y creedme, a la larga, lo agradeceréis. Yo siempre tiendo a desconfiar de los que ofrecen mucho por muy poco, porque creo que el trabajo bien hecho, cuesta dinero. Cuando veo correctores, por ejemplo, que ofrecen sus servicios con precios muy bajos, no me dan confianza. Después leo las obras que han corregido, y descubro por qué.

En Lidera Editorial, por ejemplo, la inversión solo se hace para temas de editing como corregir, diseñar la portada, maquetar o hacer publicidad… Pero el número de ejemplares a imprimir lo gestiona el autor y lo va pagando a través de la plataforma de Amazon. Así nadie obliga a tener que imprimir mínimo 300 ejemplares que a lo mejor se quedan para siempre en un rincón olvidado de la casa. Y lo más importante para mí: al tener los derechos de autor, puedes actualizarlo y modificarlo cuantas veces quieras. Esto es muy importante.

Hace un mes, trabajé con una escritora para ayudarla a cancelar también otro de esos magníficos contratos con una editorial de autoedición (de un sello importante, ¡ojo!). ¿Por qué? Porque tras haber hecho un pésimo trabajo de corrección, y solicitarles esta una nueva reedición corregida para subsanar los fallos que ellos mismos tuvieron, le volvían a cobrar la tarifa íntegra de impresión. En muchas editoriales de autoedición, cualquier mínimo cambio que suponga volver a imprimir libros, te puede suponer otra vez un importe alto. Además, si trabajas con sus imprentas en vez de la tuya, cada vez que se agoten los ejemplares de tu libro dependes de esa imprenta y esas tarifas que la editorial de autoedición te ofrezca.


Busca una editorial que al menos te permita hacer algunos cambios posteriores sin coste alguno (sobre todo si son errores provocados por el proceso de editing que ellos han llevado a cabo) y que te dé libertad para hacer reimpresiones y actualizaciones sin pagar precios desorbitados. O vete a Amazon y ¡déjate de líos!

Alcance y marketing (también ferias literarias).

Esto se llama red de profesionales, y no hay más. Una empresa que ofrece servicios tan variados como corrección, maquetación, diseño de portada, traducción, audiolibros, gabinetes de prensa, publicidad, representación literaria, booktrailers, páginas webs… Te puedes imaginar el equipo de profesionales que necesita y que me consta, que tiene detrás. Si el equipo es sólido y es fiable, los resultados serán sólidos y fiables.

A mí hay una cosa que me gusta mucho hacer y es preguntar quién está detrás de cada servicio que se ofrece. Que no te engañen, cuando alguien firma con su nombre servicios tan diversos como estos, te está mintiendo, no lo hace él todo. Así pues, me dan mucha tranquilidad las empresas que valoran el trabajo de sus profesionales y les dejan que firmen con sus nombres (aunque al lado aparezca también el nombre de la empresa) y que no esconden a su red de profesionales. ¿O acaso no tiene derecho un corrector o ilustrador de firmar con su nombre un trabajo que ha hecho él?

En resumen, para elegir una editorial de autoedición huye de:


Luis Alberto Santos, que me ha servido de guía para crear esta publicación, solo publica libros de No Ficción en su empresa, pero os remito a él si tenéis alguna obra de esta naturaleza: pincha aquí.

Y creo que tras haber completado este artículo, no estaría mal hacer otro hablando de las editoriales de autoedición encubierta. ¿Por qué? Porque son las que se venden como editoriales tradicionales, y sin embargo, cuando has firmado el contrato, ¡te empiezan a estafar!

Si quieres aportar tu propia experiencia con editoriales de autoedición, te dejo a continuación un formulario que me ayudará a continuar creando artículos útiles para vuestro conocimiento. Como siempre le digo a quienes trabajan conmigo, me da mucha rabia cuando llegáis ya engañados. La información debería estar al alcance de todos para tomar decisiones inteligentes.



Para gestionar obras literarias, contratos de edición o buscar editorial, podéis contactarme a evafrairo@gmail.com

Para tener información sobre marketing, podéis solicitar mi Manual de primeros auxilios publicitarios para autores también en evafrairo@gmail.com




lunes, 30 de diciembre de 2019

La mujer del secreto, de Claudio Hernández.

Mary Shelley y su obra Frankestein son un icono del romanticismo. Mary Shelley fue una escritora prolífica, con una vida de novela. Esta vida novelesca ha sido rescatada por Claudio Hernández, otro fértil escritor, quien ha decidido narrar la vida de Mary Shelley de una forma aterradora y seductora, a partes iguales. De hecho, si tuviese que usar dos adjetivos para describir La mujer del secreto, obra que nos ocupa, serían esos dos: terror y seducción.


Mary Shelley, hija del filósofo y político William Godwin, y de la filósofa y pionera feminista Mary Wollstonecraft, fue criada en un ambiente muy literario y bohemio. Se casó con el poeta Percy Shelley, y se fugó a Europa con él. Cada dato de la biografía de Mary Shelley está fielmente registrado en el libro de Claduio Hernández, de manera que podemos sentirnos muy cerca de una figura real. Además, Claudio tampoco se confunde al añadir una atmósfera tenebrosa a su alrededor, pues esta mujer estaba obsesionada con lo sobrenatural. El escritor, en este caso, no lo refleja en la personalidad de Mary Shelley, sino en el entorno, el cual parece ser siempre amenazante, y en los sueños de la protagonista, los cuales son verdaderas pesadillas plagadas de sangre y horror.

Hablemos de los sueños. Sin tapujos, Claudio Hernández hurga en los sueños de Mary Shelley. Sueños en los que sus seres queridos se van desmembrando para luego ser cosidos por un hilo rojo que une sus partes inertes. ¿Se estaba fraguando Frankestein? ¿Es esto lo que quiere relatarnos Claudio? No es difícil adivinar que el autor ha querido ser lo más fiel posible a Mary Shelley, pero también a sus lectores, los cuales demandan una historia intensa que les mantenga pegados a las páginas. En ocasiones, imaginaba como si Mary Shelley estuviese dentro de su propia novela, Frankestein, pues Claudio Hernández usa un tono muy parecido, y por momentos, ella parece el monstruo del horror de nuestro libro.

Mary Shelley es descrita como una mujer que nos seduce y nos horroriza, lo cual, nos cautiva por partida doble. A través de este libro podemos acercarnos de forma verídica a dos hechos: a conocer cómo fue la vida de una mujer libre y luchadora, cuya vida se construyó sobre los cimientos de la muerte; y a vivir nosotros mismos en las historias de Mary Shelley, porque Claudio nos introduce en un romántico y decadente argumento que enlaza directamente con las obras de la autora.



Era conocedora de la extensa bibliografía de Claudio Hernández, pero desconocía el talento que llevaban ocultas sus obras. Claudio es un escritor de pluma directa, que no se recrea en los detalles, sino que es capaz de contextualizarnos con pocas palabras. Su libro, atractivo de principio a fin, se lee de manera rápida y sus ideas, cautivan al  lector. Entiendo, pues, que es un escritor que se maneja bien en los géneros histórico, de misterio e incluso de terror, y estoy deseando conocer más su recorrido literario. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...