Queridos seguidores, hoy es la primera vez que voy a reseñar a Marta Sebastián, escritora y gran amiga. ¿Os suena, verdad? Ha aparecido varias veces en mi blog, pero hasta ahora no he podido leer y dar mi opinión sobre alguna de sus obras. Antes de empezar quiero decir algo. Marta está concursando en el Premio Literario de Amazon.

- Reseñas con el formato clásico de la web -

Premio literario de Amazon 2017

¿Por qué decidí leer Miradas Perdidas? Porque necesito volver a creer. Últimamente me he dado cuenta de que me he alejado mucho de los libros de escaparate, los libros editoriales u otros best-seller y estoy invirtiendo todo mi tiempo y esfuerzo en autores autopublicados. ¿Merece la pena? El motor de mi web es pensar que sí. Pero a veces, por unas razones u otras, necesitas volver a creer. Y Marta es una de las autoras que me animan a ello.

¿Cómo es la lectura de Miradas Perdidas? Lo primero que sorprende en esta novela es el cambio de registro. Como muchos ya sabéis, el género en el que se mueve habitualmente Marta Sebastián es la romántica. Sin embargo, ha hecho en estos momentos una fuerte apuesta por el thriller. Para ello, ha creado un angustioso escenario donde una famosa escritora está siendo acosado a través de una serie de notas y otras amenazas. Me ha sorprendido gratamente la coherencia interna del texto (fruto de una previa documentación que me consta que Marta ha realizado) y la capacidad que tiene todo el argumento para enganchar al lector. ¿Quién será el acosador del Aldara? Por muchas hipótesis que hagamos, no veremos la luz hasta llegar al final del túnel. Un final, por cierto, MUY satisfactorio. Pocos autores consiguen mantener todo un argumento en el mismo nivel de expectación y no defraudar antes de cerrar el espectáculo.

Banner realizado por La Reina Lectora
La forma de narrar de Marta ha sido otro gran descubrimiento. Frases cortas y directas dentro de capítulos con una extensión media. Una obra no puede componerse sólo de lo que se dice, sino también del cómo se dice. Y ella ha demostrado un gran manejo en este ámbito, con un vocabulario natural y espontáneo. 

Por último, tengo que hablar de la historia de amor que se establece entre los dos protagonistas principales: Raúl y Aldara. Para mí el argumento de este libro se sostiene sobre esta explosiva relación amorosa. Escenas eróticas deliciosamente descritas que harán subir la temperatura del ambiente. Un coqueteo entre el pasado y el presente donde se plasma la jodida realidad de dos personajes. Porque el amor no es un cuento de hadas. Marta no se anda con rodeos. Tira y afloja su trama en forma de guantazo: no siempre es el mejor momento para el amor. Aunque sí (por qué no) para la pasión. A pesar de ser también una novela romántica, se aleja de la premisa ñoña y abre de nuevo el debate sobre qué debe considerarse dentro y fuera de este género. 

FanArt realizado por La Reina Lectora

Con respecto a lo anterior, siento que la balanza de este argumento está muy inclinada hacia las partes eróticas y amorosas, y se le dedica menos tiempo al misterio. Hubiese preferido algo más de equilibrio. El pequeño uso  y abuso del componente amoroso ha enmascaro por momentos el thriller y me ha hecho percibir descentrados a los personajes (cosa que hasta ellos mismos reconocen dentro de la trama). Pero también creo que la inmersión en el volcán que representa Aldara y Raúl ha sido consciente por parte de la autora, porque es su género, es su refugio y se le da de vicio encandilarnos con él.

En conclusión, pienso que esta novela es una clara candidata a finalista en el Premio Literario de Amazon 2017. 


Banner realizado por La Reina Lectora