En los últimos tiempos, muchas mujeres están comenzando a tomar conciencia de su propia ciclicidad y naturaleza. Sin entrar en temas patriarcales ni de género, creo que nosotras, más que nadie, nos hemos desligado demasiado de nuestros cuerpos, demonizando ciertas partes del mismo, rechazando otras y adaptándonos a una sociedad que pide de nosotras una conversión al patrón masculino. En cualquier gran ciencia, la mujer ha sido estudiada desde una visión masculinizada. Sin ir más lejos, siempre he sostenido la teoría de que la medicina no está enfocada a las mujeres porque ha sido construida por hombres (sólo hay que ver cómo nos recetan pastillas a cascoporro cada vez que vamos con algún problema hormonal). Pero no quiero crear un debate, ya que cada uno tenemos nuestras ideas, sino que me gustaría ofrecer una guía de inspiración para mujeres a través del libro que nos ocupa: Rituales femeninos para las 4 estaciones. Quizás a alguna de mis lectoras os llame la atención y os ayude a conectar un poco más con vosotras mismas. ¡Vamos a verlo!



¿Por qué decidí leer Rituales femeninos para las 4 estaciones? Se juntaron dos cosas que me gustan mucho: los libros ilustrados y el despertar de la conciencia femenina. La portada de este libro editado bajo el sello Kepler, de Urano Ediciones, ya nos da pistas de que en su interior vamos a encontrar todo un despliegue visual para acompañar estos rituales que prometen la reconexión con la esencia femenina. ¡Es una maravilla!

¿Por qué decidí leer Rituales femeninos para las 4 estaciones? Es un libro sobre todo expositivo y muy visual. Está compuesto por treinta rituales, divididos según las estaciones, para realizar con materiales sencillos (que generalmente podemos encontrar en la naturaleza) y en un tiempo no demasiado grande. Hay prácticas para llevar a cabo en solitario y también en grupo

Como sabéis, un ritual corresponde a una serie de acciones simbólicas. A través de él, le damos valor a cada uno de los elementos que lo conforman y puede servir para hacer peticiones, proyectar deseos o sumergirse en uno mismo a modo de meditación, entre otros. 

El principal obstáculo que desde mi punto de vista se encuentra en este tipo de libros, es que para hacer bien un ritual se requiere cierto modelado. Es decir, que lo más efectivo es ver alguien haciéndolo o tener algún tipo de modelo que imitar. Leer unas instrucciones a veces no es suficiente, porque a la hora de la verdad no las recuerdas. Memorizar la información tampoco es muy conveniente si lo que quieres es relajarte y conectar contigo. O recuerdas los apuntes del libro, o te concentras en tus sensaciones, pero ambas cosas a la vez no. Este libro quizás tenga mayor capacidad retentiva porque la parte visual hace un gran trabajo y porque las explicaciones son sencillas, pero no se libra del todo de este inconveniente.

Créditos: La Reina Lectora
Es directo y va al grano, lo que a mí me ha cojeado bastante. Me hubiese gustado que indagase más en la parte espiritual, explayándose en la conexión entre ciclidad y naturaleza, pero sólo dedica una breve página inspiradora al comenzar cada estación y después, te presenta los rituales uno tras otro. Esto lo convierte en un manual de consulta para ponerlo en práctica, nada más. 

Algunos rituales me han gustado mucho, mientras que con otros no he conectado en absoluto. ¡Es cuestión de gustos! Hay mucha variedad, ya que algunos son de mayor duración, otros muy cortitos, más complejos, más sencillos... Para mí, los rituales más engorrosos son los que requieren salir a buscar elementos en la naturaleza. No todo el mundo tenemos a mano un bosque, ni tampoco un tiempo específico para ir a él. Aunque este libro pretende también lanzarnos la idea de que debemos empezar a encontrar más tiempo para nosotras mismas, así que, olvidad la última parte de la frase. 

Otro elemento que me ha parecido menos práctico es la música. Aconseja escuchar cierto instrumento (por ejemplo, golpes de tambor), y yo al menos no tengo esos instrumentos en casa. También recomiendan pistas de audio que encontramos en el libro, pero no he conseguido averiguar la manera de descargármelas o acceder a ellas. 

Ilustración extraída del libro Rituales femeninos para las 4 estaciones

En general, el valor de este libro reside en el precioso trabajo visual, a través de ilustraciones coloridas, cuidadas y muy femeninas que ha creado Sonia Koch, y en su carácter expositivo. Es un manual de consulta para poner en práctica rituales en tu día a día o en momentos puntuales para honrar a las estaciones, a tu feminidad y para celebrar la vida en general. No ahonda mucho en la parte espiritual. Creo que sería muy útil para mujeres que se dedican a acompañar a otras mujeres, como facilitadoras en Tiendas Rojas, doulas, sacerdotisas... Y para aquellas que quieran hacer trabajos personales ritualísticos en su día a día. 


¿Volvería a leer algo de Marianne Graselli? Me gustaría seguir la carrera de Marianne porque sus trabajos deben ser sumamente interesantes. Es ecoterapeuta y estudia la esencia femenina desde una visión amerindia. Ha creado el llamado "Círculo de Gracia", un lugar donde celebrar las estaciones y la vida junto a mujeres de todas las edades y ha impartido talleres en Francia, Suiza y Bélgica. 

¿Qué os parecen este tipo de libros? ¿Tenéis algún ritual para celebrar las estaciones?

Otras reseñas de Urano Ediciones: