20 ene. 2020

¿Cómo elegir una editorial de autopublicación?


La autopublicación es cada vez una de las vías más popular que tienen los escritores para llegar a los lectores. Plataformas como Amanzon, que no solo posibilitan la oportunidad de lanzar un libro al mercado, sino que lo promueven con eventos como el Premio literario (pincha aquí) que convocan cada verano, están abriendo camino para que esta nueva tendencia se consolide como una gran alternativa a la edición tradicional.

La autopublicación nació en EEUU y llegó a España de la mano de Bubok en 2008, por lo que aún tiene un corto pasado. Muchos escritores eligen autopublicar por la libertad que supone, ya que en ella el autor puede decidir sobre todos los aspectos de su obra, incluso la portada. En las grandes editoriales es muy común que te pidan un editing exhaustivo en el cual, a veces, te cambian la mayor parte del argumento de tu obra, y puede estar en contra de la filosofía de muchos escritores.

Autopublicarse

AUTOPUBLICACIÓN


La autopublicación tiene tres grandes características positivas en principio: control total sobre todos los aspectos de la obra, mayor cantidad de royalties para el autor y derechos gestionados única y exclusivamente por el creador de la obra. Pero, también, tiene tres grandes desventajas: la inversión económica la tiene que hacer el autor (informes literarios, corrección, maquetación, diseño de portada y publicidad - ¿conoces mis servicios?-), la distribución no llega a librerías y el alcance puede verse mermado al encontrarte con limitaciones para tener presencia en ferias de libros u otros eventos de interés.


EDITORIALES DE AUTOPUBLICACIÓN


¿Qué  ocurre cuando una editorial funciona como una empresa de autoedición? Muchas editoriales trabajan como empresas de autoedición, es decir, te cobran por dar forma y publicar tu novela, así como por imprimir un número concreto de ejemplares. Algunas de estas editoriales más famosas son Círculo Rojo, Caligrama editorial, Universo de letras… Veamos los problemas que se pueden encontrar una editorial de autoedición:

  • Tener más demanda de la cual puedan asumir (publicar demasiados libros para poder mantenerse).
  • Acceso vetado a grandes ferias literarias como la Feria del Libro de Madrid, en donde no tienen cabida algunas editoriales de autoedición.
  • Porcentajes de los royalties del autor. Además de cobrarte un servicio por dar forma al libro e imprimir una serie de copias, pueden también quedarse con parte de tu porcentaje de ventas.
  • Distribución nacional e internacional limitada.
  • Precio de sus servicios.
  • Reediciones y precio de las reediciones.
  • Alcance y marketing.

Teniendo en cuenta estos puntos a tratar, ¿cómo elegir una editorial de autoedición que merezca la pena? Para responder la pregunta, me ha echado una mano el director de Lidera EditorialLuis Alberto Santos.


CANTIDAD VERSUS CALIDAD.


Si tuviese que elegir una editorial de autopublicación, sería bastante selectiva y preferiría aquellas que publican poco a las que publican mucho. Creo que cuando publicas al mes más de 30 libros, la calidad desciende bastante. Quizás sea un pensamiento muy arriesgado y estoy confundida, pero aprecio que la editorial, aunque te cobre por ofrecer sus servicios, al menos valore la obra previamente y se pregunten si encaja en su línea editorial o tiene la suficiente calidad como para salir en su catálogo (aunque pagues para ello). Incluso yo, antes de trabajar con los escritores, valoro sus novelas, porque en juego también está mi propio valor.


PORCENTAJE DE LOS ROYALTIES.


Siempre me ha parecido absurdo que una empresa de servicios editoriales, tras cobrar el precio inicial a sus autores por editar y publicar la obra, les hagan un contrato en el cual, además, se van a llevar un tanto por ciento de cada venta. Así de primeras parece que les estamos regalando el dinero.

Luis Alberto, el director de Lidera Editorial, cuando abrió su empresa, y habiendo sido ya consumidor de este tipo de servicios para sus tres libros autopublicados, lo tenía muy claro: los royalties y las ganancias serían solo para el autor, así como los derechos del libro. Siguiendo su línea de pensamiento, entiendo que una vez que el trabajo ha terminado, aceptar un contrato es limitar la novela y las decisiones que tú puedas tomar con ella. Pero la clave está precisamente ahí: en el contrato. ¿Qué te ofrece? Obviamente, si la editorial, tras crear tu obra, va a distribuir tu libro durante el tiempo pactado entre ambos, puede pedir retribución a través de royalties. Además, si usas su marca (y esta está bien posicionada), le pertenece una serie de ganancias. 

El problema es que me he encontrado en muchas ocasiones con escritores que han recurrido a mí para que les ayude a solventar estos contratos que habían firmado sin pensar con editoriales de autoedición, les impedían, porsteriormente, mover libremente el libro en digital e, incluso, el libro en papel. 

No tengas miedo, llegados a este punto, en negociar los contratos. Un contrato flexible, en donde el editor escuche tus condiciones, es una buena señal, aunque tengas que cederle una parte de tus ganancias. También, lo ideal sería que la editorial diese  elegir al autor si este quiere firmar un contrato de distribución con ellos o únicamente desea contratar un servicio de editing sin más pretensiones. Es decir, que trabajar con ellos no implique ya perse distribuir también con ellos. 

Aclaro también que si no te hacen contrato, no es una editorial, lógicamente. Se llaman editoriales de autopublicación porque también distribuyen, de lo contrario, sería una empresa de servicios literarios (que también las hay). Pero no te comas contratos abusivos.

DISTRIBUCIÓN NACIONAL E INTERNACIONAL.


Si las editoriales tradicionales españolas ya se encuentran con un gran problema a la hora de distribuir el libro y hacer que llegue a todas las librerías del país (lo cual solo consiguen las grandes plataformas editoriales), imaginaos una empresa de servicios literarios. Además, el hecho de que cuenten con un distribuidor (incluso uno potente), no quiere decir que tus libros vayan a estar en todas las librerías, pues lo más probable es que estén solo bajo demanda. Y cuando aparecen anuncios que prometen poner tu libro en FNAC o Casa del Libro, seguramente, se estén refiriendo solo de forma online. 

Este apartado, básicamente, es para aclarar este punto: en la mayor parte de las editoriales de autoedición, tus libros estarán disponibles en librerías solo bajo demanda (es decir, si un usuario va y pide los libros) y en las grandes plataformas solo para comprar de forma online (pero no encontrarás tu libro en físico en Fnac o Casa del libro).


PRECIO DE LOS SERVICIOS (Y LAS REEDICIONES).


Uno de los grandes problemas de la autopublicación es la inversión que el autor debe hacer. No os voy a mentir y seré totalmente clara: preparad el bolsillo. Si queréis un editing de calidad y salir al mercado con las mejores garantías, el precio no será barato. Y creedme, a la larga, lo agradeceréis. Yo siempre tiendo a desconfiar de los que ofrecen mucho por muy poco porque creo que el trabajo bien hecho, cuesta dinero. Cuando veo correctores, por ejemplo, que ofrecen sus servicios con precios muy bajos, no me dan confianza. Después leo las obras que han corregido, y descubro por qué.

También está el tema del número de ejemplares a imprimir. ¿Pueden obligarte a imprimir un número mínimo de ejemplares? Sí que pueden. Cuando te quieras dar cuenta tendrás 300 ejemplares cogiendo polvo en un rincón olvidado de tu casa. 

Y lo más importante para mí: tener o no los derechos de autor de tu obra (esto se reflejará en el contrato que te haga firmar la editorial) regirá el gasto que tendrás que hacer en posteriores modificaciones (si las necesitas).

Me explico. Hace un mes, trabajé con una escritora para ayudarla a cancelar también otro de esos magníficos contratos con una editorial de autoedición (de un sello importante, ¡ojo!). ¿Por qué? Porque tras haber hecho un pésimo trabajo de corrección, y solicitarles una nueva reedición corregida para subsanar los fallos que ellos mismos tuvieron, le volvían a cobrar la tarifa íntegra de impresión. En muchas editoriales de autoedición, cualquier mínimo cambio que suponga volver a imprimir libros, te puede suponer otra vez un importe alto. Además, si trabajas con sus imprentas en vez de la tuya, cada vez que se agoten los ejemplares de tu libro dependes de esa imprenta y esas tarifas que la editorial de autoedición te ofrezca. ¿Esto es injusto? Sí. Pero es, también, seguramente, la letra pequeña del contrato que firmaste. Normalmente, el autor es el responsable de revisar la galerada de su libro antes de imprimirse y, en mi experiencia, lo que hace el autor es confiar en que la editorial ha hecho bien su trabajo. Habitualmente, pensamos: Si he pagado por un servicio de corrección, me habrán corregido el libro, ¿no? ¡Ay! ¡Inocente de ti! ¡Revisa bien tu libro!


ALCANCE Y MARKETING (TAMBIÉN FERIAS LITERARIAS).


Esto se llama red de profesionales y no hay más. Una empresa que ofrece servicios tan variados como corrección, maquetación, diseño de portada, traducción, audiolibros, gabinetes de prensa, publicidad, representación literaria, booktrailers, páginas webs… Te puedes imaginar el equipo de profesionales que necesita y que me consta, que tiene detrás. Si el equipo es sólido y es fiable, los resultados serán sólidos y fiables.

A mí hay una cosa que me gusta mucho hacer y es preguntar quién está detrás de cada servicio que se ofrece. Que no te engañen, cuando alguien firma con su nombre servicios tan diversos como estos, te está mintiendo, no lo hace él todo. Así pues, me dan mucha tranquilidad las empresas que valoran el trabajo de sus profesionales y les dejan que firmen con sus nombres (aunque al lado aparezca también el nombre de la empresa) y que no esconden a su red de profesionales. ¿O acaso no tiene derecho un corrector o ilustrador de firmar con su nombre un trabajo que ha hecho él?

En resumen, para elegir una editorial de autoedición huye de:

Autopublicarse



¿Merece la pena, después de todos estos puntos, publicar con una editorial de autoedición? Eso tienes que valorarlo tú mismo. Personalmente, solo quiero advertirte de los puntos más controvertidos que te puedes encontrar con ellos. Se puede estar cómodo en cualquier sitio si la información es transparente y hay mutuo acuerdo en los términos. 

Para gestionar obras literarias, contratos de edición o buscar editorial, podéis contactarme a evafrairo@gmail.com



3 comentarios:

  1. ¡Hoooola!
    Esta entrada me ha parecido demasiado interesante. La verdad es que admiro muchísimo a todos los autores que autopublican porque creo que es un trabajo muy grande pero que acaba mereciendo la pena. En estos últimos meses he estado leyendo bastantes libros autopublicados y me encontré auténticas joyas <3

    Un besote, nos leemos bonita

    ResponderEliminar
  2. Hola Eva!! Gran artículo, muy interesante. No conocía esta editorial, gracias por darla a conocer. Nos leemos, un beso ��❤

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Eva, lo cierto es que las editoriales de autoedición ayudan al escritor, sobre todo en sus comienzos.. Besos :D

    ResponderEliminar

¡Muy importante! Antes de rellenar el formulario de comentarios revisa nuestra política de privacidad. No comentes ni rellenes ningún formulario si no estás de acuerdo con ella.

G R A C I A S por leer mis publicaciones y querer compartir tu opinión conmigo. Eres muy importante en mi Reino.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...