Tracy Wolff ha irrumpido en la industria editorial española con Anhelo, rescatando vampiros al más puro estilo Crepúsculo y creando una nueva saga de ficción vampírica con una historia de amor totalmente adictiva. Una historia que se parece mucho a lo que ya está escrito, pero que aporta su propia mitología. La saga, además, será llevada a la gran pantalla por Universal.

Anhelo Tracy Wolff

ANHELO, LA SAGA VAMPÍRICA MÁS ADICTIVA.

Anhelo es la saga vampírica que está volviendo locos a los lectores de distintos países y dice así:

«Mi mundo cambió en el instante en el que pisé el instituto Katmere. Aquí todo resulta extraño: la escuela, los alumnos, las asignaturas; y yo no soy más que una simple mortal entre ellos, dioses... o monstruos. Todavía no sé a qué bando pertenezco, si es que pertenezco a alguno, sólo sé que lo que parece unirlos a todos es su odio hacia mí.

Pero entre ellos está Jaxon Vega, un vampiro que esconde oscuros secretos y que no ha sentido nada durante un siglo. Algo en él me atrae, apenas lo conozco, pero sé que hay algo roto en su interior que de alguna manera encaja con lo que hay roto en mí. Acercarme a él puede significar el fin del mundo, pero empiezo a sospechar que alguien me ha traído a este lugar a propósito, y tengo que descubrir por qué».

UN LIBRO QUE APELA A LA COOPERACIÓN ENTRE MUJERES.

Wolff ha escrito más de 60 novelas sobrenaturales y románticas. En una charla mantenida con ella, afirmó que Anhelo es un libro escrito por y para mujeres porque la amistad con estas ha sido una de las cosas más importantes que ha tenido en su propia vida. Esta sororidad la podemos ver, por ejemplo, en la relación de la protagonista, Grace, con su prima, una relación muy estrecha y sincera. Y es que, aunque podemos considerar Anhelo una novela de fantasía, la autora ha volcado estos y otros aspectos de su propia vida, por ejemplo, Wolff también perdió a su padre como Grace.

UN CASTILLO TENEBROSO EN ALASKA.

Anhelo está ambientado en uno de los lugares más fríos de todo el mundo. Tracy deseaba ubicar la novela en el punto más alto de toda Norteamérica, pero su editora prefería un lugar con más vegetación. Tracy pensaba que un lugar frío e inhóspito era el lugar ideal para crear argumentos con vampiros, pero la industria editorial sigue muy influenciada con Crepúsculo, de hecho, hasta la portada del libro se parece a este gran best seller mundial, así que había que meter árboles sí o sí.
De la ambientación también tenemos que decir que Wolff ha elegido un tenebroso castillo de Alaska, al estilo escuela de Hogwarts, con una arquitectura impresionante que la autora no se corta en describir.

EL CLICHÉ DEL ROMANCE VAMPÍRICO.

Para quienes piensen que Anhelo tiene muchos clichés, Tracy Wolff se adelantó para admitir que muchos de estos clichés son intencionados. Al fin y al cabo, quienes gustamos de los libros sobre vampiros, queremos que ciertos elementos sean inmutables como por ejemplo:

  • Chico oscuro, peligroso y protector.
  • El vampiro es él y no ella.
  • Que pueda morderla en cualquier momento.
  • Instituto con gente joven. 
  • Instalove, o lo que es lo mismo, que el romance no se haga esperar.
  • Que ella descubra de manera paulatina en dónde se está metiendo. 

De hecho, como dato, en Anhelo se hace referencia a la propia saga de Crepúsculo y la protagonista se pregunta si ella está viviendo algo parecido. Creo que este es un guiño claro de la autora para que sepamos que conoce perfectamente los clichés y el parecido de su historia con otras ya escritas, pero que no desesperemos en el intento de encontrar algo nuevo.

ANHELO LO TIENE TODO.

Anhelo de Tracy Wolff ha resultado ser toda una sorpresa porque, a pesar de tener más de 600 páginas, se lee muy rápido. Cumple lo que promete: una adicción real

Grace se ha metido en una escuela peculiar y aún no sabe qué son exactamente quienes le rodean, así que el lector está deseando descubrir su reacción. De hecho, el lector intuye desde las primeras páginas que no solo habrá vampiros.

Y, sobre todo, estaremos muy atentos a la historia romántica entre Grace y Jaxon. La de Edward y Bella ya no las sabemos, ahora necesitamos conocer otras. ¿Se parece a la historia romántica entre una de las parejas vampíricas más famosas de la literatura juvenil? Sí, pero no puede ser igual porque Grace y Jaxon tienen personalidades totalmente distintas. Grace es mucho más dinámica que Bella y Jaxon más oscuro. Hay cierta relación de poder entre ellos que convierte a esta historia en algo más oscuro, de hecho, hay cosas que Jaxon hace que Edward no llegaría a realizar nunca.

Rotundamente, podemos afirmar que Anhelo nos recuerda lo mucho que echábamos de menos a los vampiros y, para nuestro placer, Tracy Wolff los trae de vuelta de manera contundente. Anhelo lo tiene todo, porque, ¿es esta novela solo otra obra más de vampiros?

 

La Reina Lectora