reseña del libro memorias de un coleccionista de almas de ager aguirre

¿DE QUÉ COLOR ES TU ALMA?

Admiro a Ager Aguirre por varias razones. La primera de ellas es que tuvo el suficiente coraje o temeridad de dedicarse plenamente a lo que le gusta. Y esto empezó mucho antes de escribir únicamente como oficio, pues algo me dice muy dentro de mí que la primera vez que me contactó, allá por los albores de cuando tenía su obra editada por Círculo Rojo, ya estaba germinando la bomba que explotó mucho después. Y con bomba me refiero a que irrumpiese en la autopublicación encandilándonos a todos y quedando finalista del Premio Amazon en 2018. Todo lo que ha pasado, Ager, lo bueno y lo malo, te ha traído hasta aquí. Y estoy muy orgullosa.

Muchos años después de conocer al autor, sigo pensando que todas sus obras tienen un toque personal, pero no es un toque que se repita en el tiempo, sino que él le insufla a cada historia una característica propia, como colores puede llegar a tener el alma. Así me planto en mi historia favorita de las que ha presentado al Premio, Memorias de un coleccionista de almas.


ALGUNOS DATOS TÉCNICOS SOBRE MEMORIAS DE UN COLECCIONISTA DE ALMAS EN EL PREMIO AMAZON 2022.

Al igual que dije con Silvia P. Martín, repetiré: lo está petando.

Memorias de un coleccionista de almas se publicó el 2 de mayo, así que es de las primeras novelas que pudimos conocer nada más arrancar el concurso. Desde entonces, ha estado en boca de todos y también en los algoritmos del ranking, ocupando muy buenas posiciones.

Actualmente, cuenta con una valoración de 4,3 de 5 y tiene ya 206 valoraciones.

La extensión de la obra es de  331 páginas y el libro, sin embargo, se lee en un suspiro.

Compite en las categorías Historia (posición 19), Ficción contemporánea (posición 75 - es una categoría difícil-) y Policía, negra y suspense (posición 169)

ager aguirre libros

VALORACIÓN MEMORIAS DE UN COLECCIONISTA DE ALMAS DE AGER AGUIRRE.

Ager Aguirre ha demostrado sobradamente que se mueve bien en la literatura del crimen, así que las partes más técnicas que se pueden decir sobre esta obra, como construcción de personajes, atmósfera criminalística y caza del asesino están más que aprobadas. Pero también nos movemos en un género en donde parece que ya está todo inventado. Quizás por eso, la parte paranormal de esta historia, así como otras peculiaridades varias, le otorgan la gran distinción que esta novela se merece y que espero que no pase desapercibida.

☁️ En primer lugar, desde el inicio sabemos quién es el culpable. Eso nos relaja como lectores, pues ya no tenemos que comernos la cabeza intentando averiguar quién es quién, sino que ahora tenemos otro tipo de preocupaciones: por qué hace lo que hace y cuándo le descubrirán.

☁️ El tema es que es el propio coleccionista de almas el que nos va contando por qué hace lo que hace. De hecho, lo descubrimos en los primeros capítulos y quedamos bastante sorprendidos. La premia es poética a la par que una verdadera locura. Dado que el protagonista se encarga de relatarnos toda su historia con un FIN MUY CONCRETO (ojo a esto, querido lector), no podemos evitar empatizar con el asesino en ciertos momentos. Esta parte me ha gustado porque estamos dentro de su cabeza y sentimos lo que él siente, quedando las motivaciones ventiladas completamente. No siempre podemos tener la posibilidad de seguir tan de cerca a un asesino y fusionarnos con él. Está muy bien elegido el tipo de narrador, la personalidad de este y la poesía de sus actos. Porque, aunque parezca indeseable hablar de poesía cuando hay muertes de por medio, en la historia de Ager descubrimos cierta belleza de un cuerpo al morir.

☁️ El narrador es muy ladino y en cada capítulo nos deja un gancho. Te va a interesar toda su vida y toda su historia porque él te lanza un guante siempre en la última línea de lo que parece la última etapa de su cuento, pero no, siempre sigue hacia adelante, siempre perpetra más muertes y siempre tiene una frustración, una alegría o una anécdota que contarte. Por este motivo, si quieres algo verdaderamente adictivo, te recomendaría esta lectura.

☁️ Además, se hace un recorrido histórico, con hechos reales, alrededor de nuestro coleccionista de almas. Esto le otorga cuerpo al libro, y bastante credibilidad. Es un puntazo que Ager haya querido mezclar realidades tan dispares como hechos históricos con almas (tan intangibles) y muertes de asesinos con suficientes tribulaciones como para escribir un libro.

☁️ El plata fuerte es el final. Uno de los finales más originales que he leído y más peligrosos también. Leerlo, de hecho, pone tu vida en riesgo. Y hasta aquí puedo hablar.

Ager Aguirre lo ha vuelto a hacer con Memorias de un coleccionista de almas. Rompe las reglas de la literatura. Escribe lo que le da la gana. Nos conquista. Nos sorprende. Y nos convierte en fans perpetuos de sus libros. Espero que este libro no se pierda de vista en el Premio Amazon.

MI RELACIÓN CON AGER AGUIRRE ES CASI UNA HISTORIA DE AMOR.

Aunque puedan vernos por las redes tirándonos pullas como una pareja de quinceañeros, en verdad Ager y yo nos tenemos bastante aprecio. Quizás porque le conocí cuando andaba en pañales en esto de la publicación de libros y aprecié que fuera un escritor humilde (aunque reguñón) que sabía  escuchar consejos o quizás porque aquel bebé literario ha crecido hasta convertirse en todo un fenómeno que se ha ganado el respeto de los lectores a base de talento

Ayer fue su cumpleaños y no pude evitar agradecerle, por otro lado, que a pesar de los años, se siga acordando de mí y siga agradeciéndome aquellos inicios porque encontrar fidelidad en según qué ámbitos, en donde la fama (o lo que parece la fama) se sube muy rápido a la cabeza, es bastante difícil.  

Así que yo creo que es una bonita historia de amor literaria porque el amor está donde hay respeto, admiración y donde se desea el bien máximo de otra persona que hasta ese momento era una total desconocida para ti.

BONUS TRACK 


¿Quieres saber qué cosas me contó cuando fue finalista del Premio literario Amazon Storyteller 2028? Conoce a Ager Aguirre más a fondo aquí.

reseña ager aguirre libros