¡Hola, reyes y reinotas! Habréis notado una bajada sustancial de publicaciones en la web, pero es que me hallo de vacaciones. Sin embargo, como buena Lannister, siempre saldo mis deudas y sé hay una reseña en el tintero que le debo desde hace tiempo a Ager Aguirre, otro de los participantes del Premio Literario de Amazon 2018, cuya obra, además, he apoyado este año personalmente. 


« Todos los asesinos en serie desean ser encontrados » 

Con esta máxima dicha por el autor, podemos comenzar a desgranar el libro Póker de asesinatos, un thriller policiaco que suelta a un asesino en serie por las calles de Madrid. Lo que más me atrajo de este libro a priori, fue posiblemente esto: Madrid. Últimamente todos los thrillers o novelas policiacas que leo se suceden en sitios extranjeros, así que una obra autóctona me venía muy bien.

Creo que cuando un lector coge entre sus manos una obra de un género tan definido como es la novela policiaca, espera encontrar los elementos típicos que la caracterizan. En Póker de asesinatos se ha de resolver, efectivamente, un misterio de tipo criminal. La observación, el análisis y los razonamientos también están a la orden del día de las investigaciones policiales del libro. Y dado que en los últimos años hay un creciente interés por parte del género de hacer cierta denuncia social, así como por comprender los conflictos del alma humana, esta novela también sigue este paradigma (aunque más por interés personal del autor que por modismo, me consta). ¿Una novela cliché entonces? No necesariamente. Lo distintivo de Póker de asesinatos se halla en el perfil del asesino en serie y en el final, elementos sobresalientes de la novela. 

Sin embargo, la inclusión del elemento crítico, en mi opinión, ha devorado en muchas ocasiones a la trama. Me explico. Cada asesinato tiene que ver con una denuncia social con la cual el lector empatizará rápidamente. Me encanta cómo se han señalado injusticias, como por ejemplo, las tramas organizadas que hay detrás de las apuestas deportivas,  pero a su vez, me ha dado la sensación en muchas partes de que realmente eran estas denuncias las que conformaban la organización del texto. Es como si el autor hubiese elegido ciertos puntos a denunciar y alrededor de ellos hubiese hecho bailar al argumento. Y a mí personalmente me han pesado y frenado en la lectura.

También debo decir que los asesinatos han cobrado poco peso. Están ahí, pero no huelen a nada, recordando un poco la frase de Fred MacMurray en Perdición ("Cómo imaginar que el asesinato puede oler a madreselva"). Y de nuevo esto me remitía a que el peso de la trama lo lleva realmente la crítica social. Conocemos todas las muertes (tres) al principio, y todo lo demás versa sobre la investigación. Es cierto que andamos con la mosca detrás de la oreja para saber en qué momento se producirá la última muerte (el póker de asesinatos), pero en mí no ha tenido tanta repercusión. 


Centrándome en los aspectos fuertes, destaco a un asesino en serie que juega al despiste y un final que o bien anticipas o bien te das de bruces con él. Póker de asesinatos es una novela de extremos en este sentido. Te puedes dar cuenta de quién es el asesino en el segundo capítulo o puedes quedarte con la mandíbula desencajada al llegar al final. Y esto, desde luego, es lo que más gusta al lector: intentar cazar al culpable antes que nadie o "flipar en colorines" cuando te cace él a ti. Pero siendo subjetiva , me vuelvo a poner un poco tiquismiquis. Por un lado, estoy en el grupo  de los que descubrieron al asesino pronto, y por otro, en el final me faltó más impacto. El giro es espectacular, pero como se alarga durante unos cuantos capítulos y se introduce otro mini giro, siento que le resta potencia.

Ager escribe estilísticamente muy bien, y aunque hay fallos ortotipográficos, sabiendo que el libro ha pasado por un corrector profesional, no voy a achacárselos a él. Me gusta el tono irónico y desenfadado que usa para dirigir la trama, le da mucha personalidad a los protagonistas. Y además, ha sabido usar los ladrillos adecuados para construir la casa. Todo el relato es coherente, y tiene la precisión de un cirujano (piezas que encajan en sus casillas).

En conclusión, una novela con los elementos inherentes al género cuyo valor reside sobre todo en el asesino en serie y en el final de la obra. Un libro en donde la crítica tiene un importante peso hasta el punto de ralentizar la trama en algunos momentos. Una resolución algo enrevesada pero impactante, y un unas muertes en segundo plano que quieren dejar el protagonismo total a la investigación policial. 

A pesar de los peros que yo he encontrado, es una obra que he disfrutado. Y sobre todo, es una obra que muchos lectores han devorado. Creo que puede ser una firme candidata a quedar finalista, pues cumple los requisitos que el jurado pueda buscar en cuanto a contenido y valor. Estoy segura de que ya le han echado el ojo. 



Puedes leer otros artículos escritos por mí sobre la obra en:

✔ Canal Literatura (pincha aquí)
✔ Diario Siglo XXI (pincha aquí)

Puedes ver un ejemplo del juego literario que realizamos, en el blog de Iceberg de Papel (pincha aquí) ❤ y un montón de reseñas más poniendo Póker de asesinatos en el buscador de Google. 

Esta novela participa en el Premio Literario de Amazon 2018 

¿Has leído el libro? ¿Lo vas a leer? ¿Cuáles son tus obras preferidas del premio?