jueves, 13 de junio de 2019

Mímate, ama tu cuerpo, de Rebecca Scritchfield.

Ayer, en un hilo de Twitter, lancé esta pregunta: ¿Cuánto de necesario es hablar de amor en el siglo XXI? El amor, mal entendido, puede hacer mucho daño, así que quizás lo más idóneo es hablar de él en cualquier época y en cualquier tiempo, ¿verdad? Pero siempre que hablamos de amor, nos imaginamos una especie de pareja feliz o algo así, y olvidamos uno de los tipos de amor más importantes que existen: el amor a uno mismo. De esto habla el libro de Rebecca Scritchfield, una famosa dietista y nutricionista que no cree en el peso ni en la talla, al menos, no como indicadores de la salud. Y gracias a Sirio editorial, tenemos la traducción del texto que ha escrito explicando algunos de estos conceptos.


Mímate, ama tu cuerpo, no es un libro de autoayuda. Creo que cada vez más, hay una tendencia al alza de huir de los libros clásicos de autoayuda, en donde el lector se sentía de todo menos identificado con dicho libro. Ahora los textos ya no son tan pretenciosos ni desean darnos consejos de bata blanca, sino que pretenden ser nuestros amigos. Para mí, un libro que trata sobre temas de salud, psicología, e incluso, espiritualidad, alcanza su objetivo cuando trata al lector como un amigo.

El texto de Rebecca es bastante tierno en ese sentido, además de la comprensión que desprende en cada una de las páginas, es tan cercana, que en ocasiones parece estar sentada a tu lado. También el libro se aleja mucho de parecer un libro, pues más bien tiene pinta de revista, lo que nos hace sentir menos ansiosos por tener en nuestras manos un posible manual de autoayuda. Lleno de vivos colores, tacto suave, párrafos resaltados y frases motivadoras al más puro estilo lettering, hacemos un buen repaso por conceptos fundamentales para llegar a quererse a uno mismo, véase:


La estructura es una de las claves, a mi parecer, de Sirio editorial. Todos sus manuales están muy bien organizaditos, y Mímate, ama tu cuerpo, no iba a ser menos. Cada bloque tiene una portadilla a todo color. Al empezar el capítulo, siempre nos encontramos con un encabezado con tres consejos en forma de tabla titulados Pilares del amor al cuerpo. Después la autora ya empieza a hablarnos, con esa forma suya tan amigable, titulando también cada párrafo en el que cambia de tema, y alternando texto con pequeñas secciones llamadas Asciende en espiral, en donde propone algún que otro ejercicio para, valga la redundancia, ascender hacia una mejor calidad de vida. Otra de las cosas que más me gustan del libro es que, ocupando dos páginas, siempre hay algún diagrama colorido para resumir conceptos. Y termina el bloque con una Reflexión al cuerpo y otra frase inspiradora con letras bonitas. En cada bloque, hay diferentes capítulos en relación al tema que se está tratando. Como veis, todo un ejercicio de maquetación y organización para presentarnos el mejor contenido, en el mejor diseño

Ahora bien, ¿qué me ha parecido el libro? Cuando comencé a leer, el primer tema que vi que se trataba era la dieta. Me dije para mí misma: «Oh, no. Otro libro con el discurso cansino de la alimentación». No  me gusta mucho el tema de la alimentación, y estoy harta de que en todos lados se hable sobre comida, pero... ¡Sorpresa! La forma que tiene Rebecca de exponer este tema, que solo ocupa una parte del libro (por lo que -¡punto para ella!- no le da más prioridad a la comida que a otros elementos igual de importantes), hace que sea interesante, llevadero e incluso, entretenido, hablar sobre dietas y alimentación. «Cuantas más dietas se hacen, más altos son el índice masa corporal y peso corporal». Así empieza hablando de este tema: sin anestesia. Así que evidentemente, me cayó bien desde el principio y a partir de ahí, no me molestó que se tomase algunas páginas en hablar sobre alimentación. 

Ejercicio, relaciones sociales, emociones... Tú y yo ya sabemos que estas variables suelen aparecer en este tipo de libros, pero según cómo lo enfoquen, puede sonar repetitivo o no. Creo que merece la pena repasar estos conceptos de manos de la autora, porque tiene una visión muy personal y acertada sobre ellos. Al final, lo que Rebecca quiere decirnos es que nos queramos, cuando hacemos dieta y cuando nos la saltamos. Cuando nos ponemos las mallas para ir al gimnasio y cuando nos quedamos tirados en el sofá procrastinando. Quizás el aporte más valioso del libro es que nos ayuda a acoger nuestros defectos, nuestros malos hábitos, para transformarlos.


Muchas gracias por vuestra visita y por leer atentamente esta reseña. Podéis encontrar más libros de Sirio Editorial en esta web.

Otras reseñas de Sirio Editorial:

🔖 Vivir con la Luna y Ansiedad y Fobias.

11 comentarios:

  1. Hola Eva, estoy totalmente de acuerdo en que hay que amarse a uno mismo y empezar de dentro hacia fuera. Me lo anoto y a la primera oportunidad que tenga lo leo, y sobre todo, lo pongo en práctica.

    Besos :D

    ResponderEliminar
  2. Desde hace unos años me mimo todo lo que puedo, de arriba abajo,fe dentro s fuera y viceversa 😁 hoy por hoy no hay nada más importante que sentirme bien conmigo misma.

    Anotado.
    Besitos Majestad 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosa!
    Que de tiempo que no me pasaba por tu casita. Antes era muy dada a leer este tipo de libros pero llevo tiempo que no me animo con ninguno, este lo cierto es que no pinta nada mal y además son libros que vienen genial así que me lo llevo apuntado.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Violeta, sí que es verdad que a veces no tenemos tiempo para echarnos una visita, pero lo importante es seguir ahí. Gracias por tu comentario, me alegro que te guste el libro.

      Eliminar
  4. ¡Hola guapa! Pensamos igual de la palabra dieta y de lo que conlleva xD. En mi casa están obsesionados y bueno, es super cansino ya el tema. La verdad que el título del libro no puede ser más cierto... Personalmente debería de mimarme más, pero nunca lo hago T.T. Gracias por traernos esta lectura, espero animarme con ella en algún momento :). Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mimarse NO es hacer dieta, ni matarse en el gimnasio. Es tener sobre todo emociones que den amor al cuerpo, porque el cuerpo se alimenta y se tonifica mucho más de emociones positivas de lo que creemos.

      Gracias por tu visita, linda.

      Eliminar
  5. Si no empezamos el cambio por nosotros, no podemos hacer nada por los demás ♡

    ResponderEliminar

¡Muy importante! Antes de rellenar el formulario de comentarios revisa nuestra política de privacidad. No comentes ni rellenes ningún formulario si no estás de acuerdo con ella.

G R A C I A S por leer mis publicaciones y querer compartir tu opinión conmigo. Eres muy importante en mi Reino.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete