La leyenda de Onninnona es la primera novela del escritor Luna Sullyr, quien la presentará el próximo 15 de noviembre en la libroteca de El gato de Chesire de Zaragoza a las 19:00. Esta obra es la primera historia de una saga de libros independientes que tendrán como nexo común la mitología celta. El primer tomo nos habla de las aventuras de Onninnona, una mujer que al parecer existió de verdad durante las épocas de las invasiones romanas en Europa. Con ello el escritor quiere lanzar un mensaje: hay mucho que desenterrar aún alrededor de la historia de este pueblo, y entre ello, el papel que tuvieron las mujeres celtas.


La leyenda de Onninnona es una historia que me ha gustado mucho, primero, porque el escritor ha utilizado elementos de la mitología celta, como la variante del alfabeto Ogam, pero también, porque se ha inventado los suyos propios, como alguno de los seres que aparecen en la trama. Los animales tienen mucho protagonismo, ya sea en forma de ser mitológico o en forma de compañero de viaje. Se describen de manera bastante completa y podemos imaginárnoslos con todo lujo de detalles. 

El alfabeto creado por Luna Sullyr basado en el alfabeto Ogam

El autor ha sabido ser mesurado con las descripciones. Al inicio de cada capítulo se recreo en ellas, siempre con un contexto natural, para introducirnos en el paisaje o emplazamiento de la trama en el cual tendrán lugar los hechos, pero después las va soltando lentamente en pro a la acción y a los diálogos. La naturaleza es un elemento inseparable de la mitología celta y me ha alegrado comprobar que esta tiene un papel protagonista a lo largo de las páginas de La leyenda de Onninnona. Además, el escritor no solo escribe sobre los paisajes, sino también sobre el clima y otros elementos naturales que aparezcan en cada capítulo. En una entrevista realizada en Diario siglo XXI el autor habla sobre su conexión con la naturaleza (pulsa aquí).

Extracto de La leyenda de Onninnona

La trama sigue la estructura clásica del viaje del héroe, muy típica en las novelas de fantasía. Onninnona, nuestra mujer guerrera, tendrá que viajar por distintos lugares y reinos para resolver el misterio que se cierne sobre el territorio. En estas aventuras, tendrá enfrentamientos, conocerá amigos que se adherirán a su causa y recorrerá diferentes lugares. Dado que es una obra corta, el autor no ha podido explayarse demasiado en estos encuentros, estos enfrentamientos y estos lugares, lo cual creo que hubiese sido muy interesante. Cada parte del viaje de Onninnona se podría haber alargado un poco más para dar al lector más datos y emociones, aunque el libro hubiese sido más extenso.

Onninnona, como ya he comentado al principio, es un personaje que rompe clichés y que lo hace en honor a las mujeres celtas que luchaban junto a sus hombres tan o más bravamente que ellos. En el tiempo que he leído esta novela y desde que conozco a Luna Sullyr, me he dado cuenta de que hay mucha oscuridad aún en relación a lo que a la cultura celta se refiere, empezando porque el término lingüístico «celta» no está claro del todo y terminando porque la historia de este pueblo fue escrita por los vencedores, los cuales, no son ellos, sino los romanos. Hablé un poco sobre esto en el artículo de MoonMagazine que podéis leer aquí.

La novela cumple perfectamente con su función de ser entretenida a la par que sencilla, y creo que le sientan muy bien al autor este tipo de relatos. Es cierto que aún hay algunos puntos a madurar, que, sin embargo, no sería capaz de enumerarlos porque han perdido fuerza con la evaluación global de la novela. Así que solo me queda seguir animando a Luna Sullyr para que escriba los siguientes libros de estas crónicas e invitaros a todos a conocerle. Ya sabéis que si vivís en Zaragoza o cerca, el autor estará el 15 de noviembre en la libroteca de El gato de Chesire presentando este libro. 

Otras reseñas:



Para conocer un poco más al autor: Entrevista en Munduky web aquí.

Por último, en la última nota de prensa que ha lanzado La Revista de Costa Rica, profundizamos un poco en la conquista del territorio celta por parte de los romanos y qué opinión le merece esto al autor: pincha aquí.