viernes, 15 de noviembre de 2019

Los secretos de los finalistas del premio literario de Amazon 2019.

Como cada año, La Reina Lectora dedica distintas publicaciones al Premio literario de Amazon, y estas, sin duda, son de las que más me gustan. Estas publicaciones están guardadas en mi sección Muy, muy lejano, dentro del apartado Cómo sobrevivir a Amazon, y podéis consultarlas tantas veces como queráis.


Hace unos días, Amazon por fin anunció los Finalistas de 2019. Y me gustaría subrayar «por fin», porque se ha hecho bastante de rogar. Independientemente de lo que ha tardado, este año, he vuelto a ver entre los Finalistas del Premio a dos de los escritores a los cuales he ayudado durante el mismo. El año pasado, Ager Aguirre (cuya entrevista podéis leer aquí) se introdujo entre los cinco seleccionados tras haber trabajado conmigo durante el verano, y este año, G. G. Velasco e Ismael Santiago, se cuelan también entre los Finalistas tras haberme dado la oportunidad de velar por sus obras. 


Hoy, vamos a acoger en el blog a uno de ellos: G. G. Velasco, y vamos a exprimirle todo lo que podamos para que nos cuente sus secretos de Finalista. Su obra es Nadie vendrá a rescatarnos (lee mi reseña aquí) y he tenido el placer, además, de prologarla. Vamos, por tanto, a descubrir cómo ha llegado este autor hasta este lugar. ¿Me acompañas?




  • ¿Tenías claro que ibas a presentarte al Premio Literario de Amazon 2019? ¿Por qué?

Pues sí lo tenía claro. Y eso que nunca he sido una persona que suela participar en muchos premios o crea demasiado en ellos, quizás porque en alguna ocasión yo mismo he estado en la organización de algún certamen y he presenciado cosas muy raras. El caso del PLA, sin embargo, es algo, en mi opinión, muy diferente por su elevado grado de transparencia, ya que todo el mundo puede ver la evolución del concurso en tiempo real, y, en contraste con otras convocatorias, es un premio que de verdad está abierto a nuevas voces y no solo dice estarlo para quedar bien y así aumentar el número de participantes. El toque independiente hace que además sea un certamen mucho más interesante y adecuado para aquellos autores no adscritos a los géneros mayoritarios, como creo que es mi caso. Y por otro lado, también da mucha visibilidad.


  • ¿Escribiste la novela pensando en el premio o era una idea que ya tenías antes de él?

En principio, mi idea era escribir un guion en lugar de una novela, pero como por aquel entonces había tenido varias experiencias negativas con productoras y estaba algo cansado de forcejear en busca de su aprobación, decidí invertir el camino y crear una historia novelada, totalmente bajo mi control, que pudiera atraer atención por sí misma y demostrar que tenía un interés real. El premio de Amazon me pareció una buena alternativa para darla a conocer.


  • Aventúrate y cuéntanos: ¿Qué crees que le ha gustado a Amazon de tu argumento? ¿Qué le hace destacar?

Igual me cuelo, pero yo diría que cuatro cosas: la inusual mezcla de géneros; el desafío que supone narrar una historia durante casi trescientas páginas con solo dos personajes y una localización; el tono intimista y melancólico (romántico, incluso), de la narración, y la humanidad del mensaje que late debajo de todo ello.

En mi opinión, creo que Amazon se ha encontrado con una obra diferente. Amazon llevaba tiempo apostando por obras bastante encasilladas, sobre todo thrillers, y la novela de G. G. Velasco le permite hacer una apuesta no solo por novelas comerciales, sino también por novelas de culto, con más calidad literaria.



  • Si alguien quiere presentarse al premio literario de 2020, ¿qué consejo le darías en cuanto a trama literaria? 

No me gusta dar consejos a los demás, pero sí puedo apuntar los que yo creo que son los dos aspectos más importante a la hora de contar una historia: escoger temas y tramas que de alguna manera te toquen en lo más íntimo, para que de ese modo desprendan autenticidad, y tener algo diferente, personal, que contar. Nada de ello es posible si te limitas a reproducir lo que hacen otros siguiendo las normas que otros te imponen, y por esta razón, precisamente, no me gusta nada dar consejos. Dicho de otro modo: prefiero una historia personal pero imperfecta a una perfectamente impersonal.





  • ¿Qué pasos se deben dar en la edición de una novela para el Premio literario de Amazon?

Esa es la parte sencilla: escribir un libro, revisarlo muchas veces, enviarlo cuando termines a un corrector profesional por si se te ha colado algo, diseñar las portadas, maquetar el texto de forma atractiva y preparar un pequeño plan de marketing para darlo a conocer.


⚠ Para mí es esencial que la obra pase por un corrector profesional, porque publicar una obra con faltas de ortografía es un insulto hacia tus lectores. Y, teniendo en cuenta temas de viabilidad comercial, he podido ver con mis propios ojos cómo un libro mejora en cuanto a ventas cuando cambia una portada mediocre por otra más profesional, así pues, ¡no hay que descuidar la apariencia!


  • ¿Qué herramientas has utilizado o profesionales has contratado?

Siempre he visto a los escritores independientes un poco como directores de cine. Es decir, contrato y delego bastantes servicios (corrección, diseño de portadas, maquetación, publicidad…), pero me gusta estar muy presente en todas esas etapas para asegurarme de que todo avanza en la misma dirección siguiendo los mismos criterios. En el caso de Nadie vendrá a rescatarnos, por ejemplo, era importante que el libro y todo lo que lo rodea transmitiera la sensación de aislamiento y confusión mental propia del contexto en el que están inmersos sus protagonistas, y por eso, entre otras cosas, los capítulos se encuentran numerados con palitos, como haría un náufrago que estuviera escribiendo su propia historia. Esos pequeños detalles me parecen muy importantes de cara al resultado final. Y creo que tanto Alexia Jorques como maquetadora, y Dimitar Stanchev como diseñador de la cubierta, han hecho un excelente trabajo a ese respecto.



  • Cuéntanos, con tus palabras, de qué trata la novela.

Eso lo definió muy bien Slawka Grabowska en una reseña que hizo del libro desde Donostia Book Club: «Nadie vendrá a rescatarnos no solo es una historia acerca de estar perdido, sino también acerca de vivir e intentar sobrevivir a una pérdida». Vamos, que aunque aparentemente solo cuente la historia de dos náufragos con problemas mentales, la cuestión no va para nada de eso, y cualquiera que haya leído el libro sabe perfectamente a qué me refiero. Como escritor, siempre intento que la historia que parece que estoy contando oculte otra más potente capaz de darle otra lectura y hacerla mucho más rica.




  • La mayoría de críticas que has recibido han sido muy buenas. ¿Qué han dicho los lectores sobre la novela?


En líneas generales, han destacado el ritmo asfixiante de la trama, la creatividad de los diálogos, el constante juego psicológico con el lector, la riqueza del estilo narrativo y el carácter sorprendente de su desenlace, pero yo creo que exageran un montón…


  • ¿En cuánto tiempo escribiste la novela? ¿Cuánto tiempo recomendarías que se tomasen los futuros candidatos al premio de Amazon para elaborar un argumento?


Soy un escritor que trabaja bastante rápido, con lo que no me llevó más que un mes y pico escribir el borrador inicial, pero para mí escribir no es realmente eso, sino todo lo que viene después durante la fase de revisión, que resulta particularmente tedioso cuando eres alguien obsesivo capaz de pasarte horas decidiendo si tal adjetivo va mejor que otro sin llegar a ninguna conclusión clara. A los futuros candidatos ya te digo que no me gusta aconsejarles nada, salvo quizás, que organicen su tiempo y sus novelas como ellos crean oportuno y que no se obsesionen con asuntos accesorios como comparar sus ritmos de trabajo con los de otros escritores o etiquetar sus creaciones dentro de tal género o tal otro, que es algo que veo que preocupa mucho a alguna gente y nunca terminaré de entender muy bien por qué.


  • ¿Cuál es el punto fuerte de tu novela?


Yo creo que el haber logrado crear una trama muy intensa desde el punto de vista dramático con poquísimos elementos. El «menos es más» de toda la vida, vaya. Bueno, y quizás también que, justo por ello, es una historia muy visual y fácilmente adaptable en imágenes.


  • ¿Hay algún punto en tu novela con el cual te preocupó ser controvertido?
No suelo preocuparme demasiado por ese tipo de cosas cuando escribo. Quizás porque a mí, como lector, no hay nada que me altere demasiado y tiendo a pensar que todo el mundo es igual, cosa bastante temeraria por mi parte tal y como está el patio. De todas formas, aunque en este caso particular no haya habido ningún problema (al contrario, me han felicitado por el respetuoso tratamiento de las enfermedades de los protagonistas en el libro) pienso que el escritor debe ser libre de escribir lo que desee, siempre y cuando acepte las consecuencias, y el lector debe ser, a su vez, suficientemente maduro para procesar algo con lo que no está de acuerdo. De otro modo, se crea el caldo de cultivo perfecto para la censura y la autocensura, y eso sí que me aterra.



  • Llega la parte difícil. ¿Cómo se difunde una novela?

Ni puñetera idea. Todo el mundo sabe que ese es mi gran punto débil. Yo simplemente voy haciendo un poco lo que creo que puede funcionar, de acuerdo con las circunstancias, aunque muchas veces me estrelle en el proceso.


  • ¿Cuál es tu canal principal de promoción? ¿Por qué?

Instagram. Por una razón muy sencilla: cuando empecé a publicar en Amazon, me marqué como objetivo no depender de mis contactos en el mundo real. Puede parecer una locura o una gilipollez por mi parte porque se pierden muchas oportunidades de venta y puestos en el ranking, pero estoy convencido de que, si quieres dedicarte a esto profesionalmente, debes conseguir lectores de verdad y no depender de las personas que te rodean. Instagram es una red social mucho más amigable y receptiva que el resto en este sentido. De hecho, estoy planteándome cerrar Facebook, que ni me gusta ni manejo bien, y concentrarme en exclusiva en Instagram.

Corroboro lo que dice G. G. Velasco. Cuando me contrató para llevarle a cabo la estrategia de marketing, tenía claro que el foco principal, aparte de otras acciones que hemos llevado a cabo con excelente resultado, iba a ser Instagram. De hecho, de esa red social sacamos una cadena de más de 30 lectores que diariamente subieron una foto en un punto diferente del país enseñando el libro de Velasco con el lema Yo sí voy a rescataros. Recomiendo encarecidamente que los escritores cuiden su perfil de Instagram y que comiencen a crear una base de lectores en esta red social. Les será muy útil.




  • ¿Cuál es tu estilo de promoción como escritor? Por ejemplo, siempre le dije a Ager Aguirre que su estilo de promoción era crear lazos con otros escritores, y su gran ingenio para conectar con los demás. ¿Qué características resaltarías de ti como autor/a o de tu marca de autor?

Eso tendrían que decirlo mis seguidores, yo creo, pero supongo que el carácter ecléctico y un poco inclasificable de mi obra, así como la extrema independencia que me define como persona, en el sentido de que soy un poco lobo solitario por naturaleza y rara vez sigo modas o convenciones, habrán jugado algún papel a la hora de crear esa marca de autor de la que hablas.

💬 Pensamiento personalG. G. Velasco es un lobo solitario, pero al fin de cuentas un lobo que no abandona a su manada del todo, y esta manada son los lectores. Velasco no mantiene un lazo tan estrecho con sus compañeros de letras, pero sí con los lectores, y es que, en el Premio literario de Amazon, creo que sigue siendo indispensable que el autor se mueva, converse, interaccione y publique cosas en sus redes sociales o en sus canales de comunicación con el lector. No creo que vaya a ganar nunca un autor ermitaño que no tiene redes sociales o interacción alguna.


  • ¿Has hecho algo diferente relativo a la promoción en el Premio literario de Amazon a lo que acostumbras con el resto de novelas?
Más allá de contratar tus servicios como promotora, no se me ocurre nada, aunque tengo una memoria terrible y es probable que sí.




  • ¿Has conseguido pasar el charco? ¿Has llegado a lectores de Latinoamérica?
Algunas ventas sí que ha habido por esas latitudes, pero cruzar el charco como tal no creo que lo haya conseguido todavía salvo que aceptemos llevarse el libro de viaje por Sudamérica para hacerle fotos chulas en el desierto de Atacama, el salar de Uyuni o el Machu Picchu como animal de compañía.


  • ¿Qué consejo les das a todos estos escritores que odian la promoción?

Ni me gusta dar consejos, como sabes, ni estoy tampoco yo para dar consejos a nadie sobre el tema de la promoción, así que mejor me callo.

Al pobre no hago más que pedirle consejos, ¡y no le gustan! 😂


  • Esta sección es para hablar de sueños. Cuéntanos desde dónde partiste y qué sentías/pensabas entonces. ¿Cuál era tu situación?

Mi situación no podría ser más angustiosa. Como creo que ya mencionado antes, estaba harto de muchas cosas tanto en mi vida profesional como personal y decidí lanzarme a la piscina, de manera bastante suicida y contra la opinión de todo mi entorno, para dedicarme a escribir, que creo que es lo único para lo que valgo. El reto era y es conseguir vivir en exclusiva de ello sin depender de terceros, y desde el minuto uno, te garantizo que puse toda la carne en el asador aun a costa de mi salud física y mental.

  • ¿Qué acciones emprendiste? 

Ante todo, trazar un complejísimo plan en una enorme cartulina que dejaría en paños menores al de un psicópata de thriller norteamericano. No es plan de desgranarlo punto por punto aquí porque se trata de algo bastante personal, pero de momento, para mi alivio, las cosas no marchan mal.


  • ¿Ha sido duro el camino? Cuéntanos algunas anécdotas o hitos que han ido elevando tu posición. ¿A qué te agarrabas para seguir escribiendo?

Bueno, en realidad el camino no ha hecho más que empezar, pero la parte que he recorrido hasta ahora no es que haya sido dura, ha sido durísima. Cosas como la incomprensión del entorno más cercano, la falta de apoyos por parte de quienes creía buenos amigos, la invisibilidad inicial o la ausencia de resultados inmediatos queman mucho y hacen que uno tenga que echar mano de una gran capacidad de resiliencia para seguir centrándose en escribir contra viento y marea. Los momentos de duda, de insatisfacción, de querer tirar la toalla fueron y siguen siendo muchos, pero afortunadamente, también me he encontrado con gente que, por el contrario, ha apostado por mí sin conocerme de nada y ahora son importantes pilares en mi travesía. Gracias a estas personas, y a lo que decían sobre mis libros, que sorprendentemente era muy entusiasta, me di cuenta poco a poco de que iba por el buen camino. Luego llegaron las buenas críticas, las propuestas para adaptar varias de mis novelas a audiolibros, el interés creciente de los lectores y la llamada de Amazon. Como digo, aún queda mucho camino por recorrer, pero es muy gratificante saber que no lo he arriesgado todo por nada.

G. G. Velasco plantándole cara a lo imposible


  • ¿Y ahora dónde estás? ¿Qué sientes? ¿Qué piensas? ¿Ha merecido la pena todo lo anterior?

Estoy contento pero muy sereno, con todas mis energías y pensamientos concentrados en concluir mis próximos proyectos, una serie de novelas, a cada cual más dispar, que creo que no van a dejar a nadie indiferente. Si ha merecido la pena o no todavía es pronto para asegurarlo, pero como dijo una vez Clint Eastwood, «el valor de un sentimiento es el valor del sacrificio que estás dispuesto a hacer por él»„ y, desde luego, habría merecido mucho menos la pena renunciar a mi verdadera vocación y a hacer lo que realmente me gusta por no atreverme a tomar las riendas de mi propia vida.


  • ¿Los sueños se cumplen? Queremos un mensaje que nos acaricie nuestro propio sueño. ¿Nos lanzas alguno? 

El rollo Paulo Coelho no es que sea mi especialidad, ya sabes, pero sí, a veces lo sueños sí se cumplen. La trampa está en que hay que tener mucho cuidado con ellos porque tienden a convertirse en pesadillas con mucha facilidad. Lo saben bien quienes han firmado alguna vez un contrato con una editorial o productora sin leerse bien la letra pequeña….


  • En el Premio literario de Amazon habéis sido 2400 obras presentadas. ¿Has leído alguna de ellas? ¿Cuáles?

Pues no muchas porque me falta tiempo para escribir, pero sí que le he echado un ojo  a Purgatorio, de Alberto Val, a Una casa sin reflejos: psicomanteum, de Sergio Requejo o a Mensajes ocultos de Luis A. Santamaría, todos ellos excelentes libros que podrían tranquilamente haber sido finalistas junto a muchos otros que no he tenido, como digo, el placer de leer.


  • ¿Cuáles eran tus obras favoritas del Premio (si se puede decir)?

Me he dejado la desbrozadora en casa, así que prefiero no meterme en jardines innecesarios. Nadie vendrá a rescatarnos, eso sí, no figuraba entre mis previsiones. Para mí ha sido toda una sorpresa ser seleccionado.


  • ¿Qué te parecen las obras de tus compañeros Finalistas?

Grandes novelas, escritas por grandes personas, que no podrían ser más merecedoras de estar ahí. Además, creo que la selección ha sido muy variada y representativa de lo que se cuece en el mundillo independiente.


  • ¿Qué harás si ganas el Premio literario de Amazon?


Soy demasiado supersticioso para responder a esa pregunta, pero una cosa sí te digo: gane o pierda, voy a seguir dándolo todo por escribir nuevas historias que gusten tanto o más que esta. De eso que nadie tenga dudas.

Muchas, muchas gracias J


2 comentarios:

  1. ¡Hola, Eva!
    Un placer conocer un poco más a este magnífico escritor. Y, por supuesto, felicitarte a ti también por lo éxitos de tus escritores ;-)
    Un besín

    ResponderEliminar
  2. No sé puede negar tu gran profesionalidad, te lo curras y mucho 😁

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar

¡Muy importante! Antes de rellenar el formulario de comentarios revisa nuestra política de privacidad. No comentes ni rellenes ningún formulario si no estás de acuerdo con ella.

G R A C I A S por leer mis publicaciones y querer compartir tu opinión conmigo. Eres muy importante en mi Reino.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete