jueves, 27 de diciembre de 2018

La sociedad de los dragones de té, de Katie O' Neill.


Estamos condenados a perder la paciencia. En el mundo ultra rápido y tecnológico que estamos construyendo, nos estamos acostumbrando a que todo (noticias, contactos, conversaciones...) vaya a la velocidad de la luz. Nos irrita cuando las cosas no están a tiempo y cada vez respetamos menos los ritmos de la vida. ¿Quién querría hoy dedicarse a un oficio cuyo fruto tardase años y años en aparecer? Los dragones de té son pequeñas y adorables criaturas con cuernitos sobre los cuales crecen hojas de té. Requieren unos cuidados y atenciones muy especiales, y sobre todo, mucha paciencia. Debemos, querido lector, sentarnos a observar el paso de las estaciones a lo largo de las páginas de este libro, para conseguir captar la magia del momento presente, nuestra metáfora análoga a la taza de té de los personajes del cómic. 


La sociedad de los dragones de té es posiblemente una de las mejores propuestas visuales y argumentales que os he traído al blog este año. Con dos Premios Eisner a Mejor Publicación Infantil y Mejor Webcómic, Katie O'Neill rescata la figura de los dragones para hacernos pasar un momento muy zen con el libro entre las manos, a la par que nos envuelve en una especie de universo Kawaii. Dado que no hay ninguna pretensión en el libro, tendremos que conformarnos con el ya nombrado momento presente. Estar en el aquí y ahora es muy importante para aspirar la fragancia de esta preciosa edición


Greta está aprendiendo el oficio de su madre: la herrería. Pero un día, se encuentra a un dragón del té y, al devolvérselo a su dueño, un nuevo universo nuevo se abre ante ella. Conoce así a la Sociedad de los dragones de té, de la cual ya forman parte cada vez menos miembros, dado el sacrificio y compromiso que requiere la misma. Pero Greta está encantada con ella, y decide aprender el antiguo arte de cultivar y hacer té. Y no hay más, pero ya es mucho. No ocurre nada extraordinario ni hay momentos de tensión durante la obra, pero cada escena que recorremos nos llena de plenitud. El Observer ha dicho sobre la obra que parece diseñado para calmarte, y así es. Es un relato bondadoso que encuentra el sentido cuando uno se rinde a la lectura.

Además, es uno de los libros más inclusivos que he leído. Roles cambiados (madre herrera fuerte y padre andrógino), parejas homosexuales, personajes con una discapacidad, convivencia entre distintas razas... El libro habla de la diversidad, la convivencia y el respeto mutuo. La amistad y el amor por encima de todo. De hecho, incluso he querido ver también un poco de amor entre las dos protagonistas femeninas de la historia, lo cual me ha parecido muy tierno. También es un canto hacia la naturaleza y hacia los animales, por supuesto. Cómo distintos seres, sin compartir un mismo lenguaje, se llegan a comunicar y a entender de forma armoniosa. 

La sociedad de los dragones de té rescata, al mismo tiempo, todo aquello que vamos perdiendo por el camino como sociedad: los valores, los antiguos oficios, las tradiciones... Y todo está abrazado por por un dibujo sin contorno, en tonos pastel, al estilo Anime o Kawaii. Además, cierto misticismo envuelve al relato, creando mayor sensación zen, mágica o espiritual. Aunque no hay ningún antagonista que conforme un argumento con objetivo, el cómic deja la sensación de que sí hay enigmas revoloteando por el aire a los que subyacemos de manera inconsciente aun sabiendo que no los vamos a resolver. Katie deja abierto un mundo de posibilidades, pues de este relato amable podrían salir muchas historias, pero no ahonda en ello. Es como si la autora nos dijese "aprended a conformaros con esto. Hay veces en la vida en las que no tiene por qué ocurrir nada espectacular". 

Se ha catalogado como cómic infantil, y desde luego, se pueden trabajar muchísimos elementos de este relato con niños. Me parecería una actividad interesantísima si se llevase a cabo en colegios e incluso institutos. Pero creo que hay que ser adulto para dejarse abandonar un poco por este cómic y tener realmente esa sensación de transcendencia con él. Leer La sociedad de los dragones de té es una forma de meditación.



Creo que el último día del año, voy a releer este cómic. Me gustaría comenzar 2019 con esa paz que desprende. Gracias a La Cúpula Ediciones por elegir editar estos pequeños tesoros y gracias a todos los artistas que, como Katie, conciben obras de este tipo que nos sumergen en otros mundos. También te doy las gracias a ti por leer mi reseña y dedicarme tu tiempo. Que la paz te acompañe ;)

¿Te gustaría morir de amor en un ambiente muy zen con este cómic? 


10 comentarios:

  1. ¡Ay ay ayy ayyy! Me encanta, creo que moriré si no lo tengo 😛 bueno, año mejor no tanto pero un apechusque me da seguro.

    Besitos Majestad 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Santa Claus se lo ha traído a mi peque y lo ha leído en una tarde. Dice que me lo recomienda porque es precioso. Sí que lo es, y trasmite una paz y un encanto que son muy de agradecer. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Léelo, Mónica, cariño, ya verás qué bonito. Traerá paz al 2019 <3

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Wow, pues no me sonaba pero de nada pero me ha gustado mucho el tema que trata, eso de que la crianza de dragones lleve tiempo y dedicación y de sus frutos sólo después de mucho tiempo... es cierto que últimamente cada vez llevamos una vida más acelerada.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además, Irene, al final del cómic hay un pequeño dossier con razas de dragones del té y es una cosa monísima :)

      Eliminar
  5. No soy muy de cómic, pero reconozco que me atrae y me has dejado con curiosidad.
    Besos y que disfrutes de la relectura.

    ResponderEliminar
  6. Me he quedado con unas ganas inmensas de leerlo Eva. Es una maravilla por lo que cuentas. Además, yo soy de las que opina que a los adultos nos viene de perlas leer este tipo de historias.

    ¡Muchos besos! :D

    ResponderEliminar

¡Muy importante! Antes de rellenar el formulario de comentarios revisa nuestra política de privacidad. No comentes ni rellenes ningún formulario si no estás de acuerdo con ella.

G R A C I A S por leer mis publicaciones y querer compartir tu opinión conmigo. Eres muy importante en mi Reino.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...